Cuando la protesta vecinal logra paralizar proyectos urbanísticos

Protestas vecinales en Gamonal, Burgos
Vecinos del barrio de Gamonal, en Burgos, concentrados frente a la comisaría de la Policía Nacional para pedir la liberación de los detenidos tras los disturbios ocurridos después de una manifestación pacífica en contra del bulevar de la calle Vitoria. (EFE)

La remodelación de un barrio, la construcción de una cementera, la planificación de un parking... Muchas son las causas que han desatado la indignación vecinal recientemente en España contra proyectos de carácter urbanístico. El caso más reciente es el de Burgos, donde los vecinos del barrio de Gamonal llevaban desde noviembre saliendo a la calle para evitar la conversión de la calle Vitoria en un bulevar. El objetivo se ha cumplido, pues el alcalde ha anunciado la definitiva paralización de las obras.

La geografía española está poblada de ejemplos de protestas vecinales de esta índole que también lograron sus propósitos, en ocasiones gracias al apoyo recibido de partidos opositores o sindicatos, que sirvió para hacer ruido y presionar a un ayuntamiento o a una empresa. Estas son algunas de las protestas vecinales contra proyectos urbanísticos que en los últimos años han logrado sus objetivos:

Andalucía

Construcción de la biblioteca central de Sevilla. Los hechos ocurrieron en 2008, con el cambio de calificación de los terrenos del parque de El Prado, donde se iba a ubicar la biblioteca. El recorte de la zona verde llevó a los vecinos más próximos al lugar a presentar acciones judiciales para solicitar la paralización de este inmueble. Aunque la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Sevilla y la Universidad de Sevilla recurrieron la decisión, finalmente una sentencia del Tribunal Supremo en 2011 fue favorable a los ciudadanos. Un año más tarde, en 2012, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ordenó a la Universidad que demoliese todo lo que se había construido desde 2008 y la obligó a dejar los jardines tal y como estaban antes de las obras.

Una gasolinera no deseada en Málaga. Es la historia de un David contra Goliat. Los habitantes del distrito malagueño de Cruz de Humilladero consiguieron a base de protestar que la multinacional Carrefour trasladase la construcción de una estación de servicio pensada para construirse junto a varios bloques de viviendas. Los vecinos presentaron más de 1.500 firmas contra este proyecto en el Ayuntamiento, lograron que el PSOE se pusiera de su parte y presentara una moción en el Pleno municipal, que posteriormente respaldaron PP e IU.

Aragón

No a un centro de drogodependientes en Zaragoza. La presión vecinal en el barrio zaragozano de Rosales del Canal provocó que en marzo de 2013 la empresa encargada de construir allí un centro de rehabilitación para drogodependientes perteneciente a una asociación de índole religiosa desistiera y abandonara. El enfado de los vecinos se debía a que el Ayuntamiento hubiera cedido una parcela de titularidad pública a una entidad privada religiosa, y pedían que se construyese en esa zona equipamientos sociales, deportivos o educativos. Meses después de que la empresa abandonara la construcción, el Ayuntamiento aprobó en un pleno la paralización de las obras.

Castilla y León

Construcción de un parking en Burgos. Las marchas contra el bulevar de la calle Vitoria no son las primeras protestas protagonizadas por los vecinos de Gamonal. En agosto 2005 ya saltó la chispa de la indignación contra la construcción del parking subterráneo en la avenida Eladio Perlado. Los altercados de entonces se saldaron con heridos —hubo cargas policiales— y detenidos, e incluso hubo varias personas imputadas, acusadas de ocasionar lesiones a policías y provocar desorden público. El conflicto hizo que el entonces alcalde, Juan Carlos Aparicio, cediera a las protestas se paralizó la ejecución del párking.

Comunidad Valenciana

Plan del Cabanyal en Valencia. Este proyecto municipal que suponía el derribo de 1.650 casas en el barrio marinero de la ciudad provocó en 2010 el levantamiento de los vecinos de la zona contra las intenciones del ayuntamiento. El Gobierno central llegó a decir que este plan suponía un expolio del patrimonio. Desde entonces se encuentra paralizado en los tribunales. A principios de este mes de enero, el Gobierno respondió en una pregunta al diputado de Esquerra Unida Ricardo Sixto que estudiarán junto con la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento una adaptación del plan que permita mantener el barrio actual sin derribos.

Galicia

Obras en la plaza de España de Ferrol. En 2007, las protestas para logar la paralización de las obras en la céntrica plaza comenzaron siendo de carácter vecinal, para posteriormente unirse los partidos opositores y los sindicatos. La reforma prevía además la construcción de un edificio de carácter privado. Finalmente, la presión hizo que tras las elecciones municipales de ese mismo año, el Gobierno local —formado por una coalición PSOE-IU— ordenase parar este proyecto llegando a un acuerdo amistoso con la empresa constructora, a la que pagaron casi 8 millones de euros a cambio de aceptar la rescisión del contrato firmado en 2004.

Modificación de una carretera en A Coruña. La queja de los vecinos de los barrios coruñeses de O Birloque y Elviña llegó el pasado año hasta el propio Ministerio de Fomento, que accedió a rectificar un plan diseñado en 2008 para la avenida de Salgado Torres y conectar ambos barrios a través de un paso elevado.

Madrid

Adiós a un parking para autocaravanas en Getafe. El Ayuntamiento dio marcha atrás el pasado mes de septiembre en el proyecto de construcción de un aparcamiento para autocaravanas cerca del polideportivo de Arcas del Agua, atendiendo así a las protestas de los vecinos de la zona. En lugar de autocaravanas, en la parcela se construirán 49 plazas de aparcamiento —de las cuales 24 serán para minusválidos y 19 preferentes de minusválido—.

Proyecto urbanístico de Pacífico, en Madrid. Los residentes del distrito de Retiro sospechaban en 2011 de que en esa zona se estaba llevando a cabo una especulación urbanística en torno al proyecto del Metro de Madrid, que preveía constrir dos edificios de nueve alturas en el espacio delimitado por las calles Doctor Esquerdo, Cavanilles, Sánchez Barcaíztegui y Granada, y decidieron denunciarlo a través de un blog. Finalmente, el Ayuntamiento de Madrid cedió a sus protestas y se comprometió a edificar cuatro inmuebles de menor altura en el lugar.

Murcia

Una cementera en Abanilla. El proyecto para instalar una planta de molienda de cemento en la falda de la Sierra del Cantón generó el pasado mes de diciembre el descontento entre los centenares de vecinos que habitan las pedanías cercanas. La indignación llegó hasta el punto de encararse al alcalde en una reunión informativa organizada por el ayuntamiento, hasta que finalmente se acordó hablar con la cementera y paralizar el proyecto.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/2027548/0/protestas-vecinales/exito/presion-gobiernos-empresas/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Cerrar

Mostrar gráfica

¿Cómo leer la gráfica?

  • Hay tres variables que se distinguen por colores: ECO de 20minutos.es, en rojo; ECO en redes sociales, en verde, y ECO total (una combinación de los dos anteriores), en azul. El usuario puede activar o desactivar cada una de ellas en cualquier momento con los botones que aparecen justo debajo de la representación gráfica.
  • Al pasar el ratón por cada punto de la gráfica aparecerá el valor (en porcentaje) de cada una de las variables que estén activadas en una fecha y una hora concretas.
  • Zoom: Al seleccionar una zona de la gráfica cualquiera, esta se ampliará. Automáticamente aparecerá un botón a la derecha con las letras reset zoom. Pinchando ahí, la gráfica volverá a su posición inicial.

Más información

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios