El edificio del ayuntamiento de Beade no tendrá símbolos franquistas tras las obras por la explosión de octubre

El edificio del ayuntamiento de Beade no tendrá símbolos franquistas tras las obras por la explosión de octubre

Pousa, su hija y su nieta, concejal, tuvieron juicio por injurias contra el portavoz socialista Carreiro, que mantuvo que le llamaron terrorista

El alcalde de Beade, Senén Pousa, que mantuvo el retrato de Francisco Franco en su despacho junto con otros símbolos de la época, aseguró que tras las obras de restauración del edificio consistorial por los graves daños ocasionados por una bomba casera el día 7 de octubre "los símbolos franquistas desaparecerán del ayuntamiento". "Aunque en mi casa tendré lo que quiera porque no me lo prohíbe nadie", agregó.

En declaraciones a Europa Press, el regidor criticado por su fidelidad a los símbolos relacionados con Francisco Franco, dijo ser tan demócrata "como otros que presumen de ello" y que por el hecho de ser alcalde desde 1974 "y nombrado por el Gobierno de Franco, no puede ser pisoteado por una idea".

El regidor Pousa, su hija María del Carmen y su nieta Susana —ésta última edil y segunda teniente alcalde de Beade—, comparecieron durante la mañana algo más de media hora, en el juzgado de Ribadavia, denunciados por el portavoz del PSOE de Beade, Miguel Carreiro, por llamarle "terrorista y otras cosas" y señalarle con el dedo mientras le decían: "vete del pueblo", delante del Ayuntamiento el día 7 de octubre, pocas horas después de que un artefacto hiciese explosión en la entrada principal, según el denunciante.

El acusado explicó a Europa Press que lo denunciado por Carreiro es "mentira totalmente" y que nadie de su familia le llamó nada. "Salvo mi hija, que dentro de un año ya será abogada, y le dijo algo pero nada de lo que él denuncia", apostilló.

"destruido por sirvengüenzas"

Pousa relató la explosión y el incidente posterior con el edil socialista y explicó que el ayuntamiento quedó "destruido por unos sinvergüenzas que actúan como cobardes, de noche". Si no fuese por eso, "allí seguiría, en mi despacho, el retrato de Francisco Franco, hasta que alguien me dijese por qué tenía que quitarlo", detalló.

Explicó que el Ayuntamiento de Beade fue inaugurado en 1984 tras su construcción con fondos procedentes en un 90 por ciento "por el pueblo". "Pues así lo acordaron los vecinos en una asamblea que yo no convoqué", añadió así que, según concluyó, el atentado de octubre de 2013 "no fue contra el edificio sino contra toda el pueblo y al terrorista hay que combatirlo con sus mismas armas".

En relación a su fidelidad a las imágenes y símbolos franquistas, Pousa se hizo más conocido desde hace 20 años pues cada 20 de noviembre, hasta el año 2004, pagó una misa por el aniversario de la muerte del dictador, en la iglesia de Santa María de Beade, que cada año congregaba a un centenar de seguidores a los que en 2004 se sumaron un grupo de opositores con pancarta de AMI, en el exterior del templo.

Pousa es alcalde de Beade desde 1974 y explicó que buscará en los archivos municipales el escrito que la Gobernación de 1975 envió a todos los alcaldes de España.

"Aún tengo ese escrito en el que se comunicaba la muerte de Francisco Franco y el paso a la Jefatura del Estado del Rey Juan Carlos I, así que no tuve la fotografía de Franco por chulería, que yo soy tan demócrata como otros que presumen más".

Aludió también a los autores de la colocación en la Casa Consistorial "de una bomba de 5 kilos" el pasado 7 de octubre para indicar que cuando se sepa quienes fueron le gustaría "hablar con ellos directamente".

Cuarto juicio

Por su parte, el portavoz socialista Miguel Carreiro, explicó a Europa Press que el juicio celebrado el jueves en Ribadavia por supuestas injurias es el cuarto motivado por una denuncia suya contra Pousa.

"El primero fue hace seis años porque nos gritó a varios concejales y nos insultó sólo por pedirle un folio para escribir en el Ayuntamiento y el resto fueron por motivos semejantes, siempre por insultos y referencias desagradables e injuriosas, como esta vez, aunque tanto él como su hija y su nieta negaron todo", detalló.

El juez, según Carreiro, comenzó el juicio dando una oportunidad a arreglar la situación de buena forma y el edil del PSOE, según explicó, dijo que él no seguiría con el juicio si los denunciados le pedían disculpas, cosa que finalmente no hicieron y la vista de faltas se celebró.

Consulta aquí más noticias de Ourense.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1984471/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios