"Mamá, me quieren llevar a prisión, y si voy me muero"

La pontevedresa Ana María Ríos Bemposta fue detenida en México cuando volvía de su luna de miel (Elisabeth Ruiz / EFE).
La pontevedresa Ana María Ríos Bemposta fue detenida en México cuando volvía de su luna de miel (Elisabeth Ruiz / EFE). (Elisabeth Ruiz / EFE)
Ampliar

Aeropuerto de Cancún, tarde del domingo 8 de octubre de 2006.

Varios policías se acercan a una joven gallega que espera con su marido el vuelo de regreso a España tras su luna de miel en la Riviera Maya... Nunca llegaron a subirse a ese avión.

La historia podría ser el guión de una película de terror, y eso le pareció también a la protagonista.

Ana María Ríos lo ha descrito todo en un libro al que ha tenido acceso 20 minutos y que saldrá a la venta mañana, en gallego, y el siguiente viernes en castellano.

"Los peores recuerdos que guardo de México son del aeropuerto, en él me pasó todo lo malo", asegura en su relato, aunque tampoco se olvida del momento en el que le dijeron que estaba detenida, cuando ya llevaba varias horas encerrada en una comisaría.

"Un frío intenso me recorrió el cuerpo. Marcos (su marido), al escucharlo, perdió los nervios. Se derrumbó sobre el suelo y empezó a sufrir convulsiones. Pero ninguno de los 16 policías que había allí hizo nada por ayudarnos".

Bichitos en los pies

Su pesadilla no había hecho más que empezar.

Ana María pasó ocho días detenida; la primera noche durmió en un calabozo «sucio y con bichitos que me picoteaban los pies», según recuerda, y ante los «malos modos» de los policías, confiesa que «por mi cabeza pasaban ideas locas: creía que me podían violar y, lo peor, que si lo hacían no se iba a enterar nadie».

El momento más dramático que revive fue el de enfrentarse sola a la prisión. Llamó a su madre por teléfono: "Me quieren llevar a la cárcel y yo me quiero morir; o muero o me mato ahora mismo, pero a la cárcel no voy".

No tuvo otro remedio. Siete días después salía libre bajo fianza y el 20 de octubre regresaba a España como una heroína y sobre la alfombra de la fama.

La maleta de Ana, intacta

Cuando Ana María abrió su maleta, 24 horas después de ser detenida, descubrió  que "estaba intacta, tal y como había guardado cada una de mis cosas. Ni la habían abierto", asegura en su relato y, sin embargo, la acusaban de haber encontrado balas en su interior.

También se negaron al principio a hacerle un estudio de huellas dactilares, la prueba que finalmente le dio la libertad.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/192723/0/gallega/cancun/prision/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios