Versión impresa

"Felicidad inmensa" entre los trabajadores del restaurante y los padres de los hermanos Roca

Para los fines de semana no hay mesa disponible hasta marzo de 2014

Los trabajadores de El Celler de Can Roca y los padres de los tres hermanos han continuado celebrando este martes el reconocimiento que ha otorgado la revista 'Restaurant' al trabajo de estos gerundenses, convirtiéndoles en el mejor restaurante del mundo.

"Siento una felicidad inmensa", ha asegurado la madre de Joan, Josep y Jordi Roca, Montserrat Fontané, que esta mañana continuaba preparando los menús para todo el equipo de El Celler en su restaurante, Can Roca, mientras atendía a los periodistas que hacían cola para saber cómo se ha vivido la noticia desde la distancia.

La mujer ha relatado que la llamó el pequeño de los hermanos, Jordi, sobre las seis de la tarde de este lunes para confirmarle el rumor y le pidió que no dijera nada: "Me dice a mi que no diga nada y cuando cuelgo empieza a sonar el teléfono de gente que llamaba para felicitarnos", ha comentado orgullosa.

Fontané reconoce que con el número dos de la lista de los mejores cincuenta restaurantes del mundo ya había suficiente, principalmente por "el estrés que conlleva" una noticia de este tipo y es que el teléfono no ha parado de sonar desde que se conoció que El Celler de Can Roca se había convertido en el mejor restaurante del mundo.

Tanto Fontané como su marido, Josep Roca, esperarán que esta noche lleguen los tres hermanos procedentes de Londres: "Anoche lo celebramos comiendo pan con jamón y bebiendo cava, pero esta noche no creo que hagamos nada porque ellos tendrán que trabajar y nosotros también", ha añadido.

La mujer se ha mostrado feliz y orgullosa, aunque se ha quitado méritos: "He sido su maestra para enseñarles cómo trabajar, pero los platos que hacen ahora, los han hecho ellos solitos. Quizá al principio alguno se parecía a los míos, pero ahora ya no", ha comentado.

Conseguir reserva

Ya a primera hora de la mañana la actividad en El Celler era frenética, sobre todo para la encargada de apuntar las reservas, y es que no paraba de sonar el teléfono.

De hecho, si se quiere comer o cenar en El Celler entre semana no hay mesa disponible hasta noviembre, y en fin de semana no hay nada libre hasta marzo de 2014.

Uno de los jefes de cocina, Nacho Baucells, ha comentado que todo el equipo está muy contento y encantado con la noticia, que les cogió por sorpresa: "Fue una sorpresa porque no nos los esperábamos, no teníamos ni idea, pero es un gran orgullo por nuestra parte estar aquí y aportar el granito de areno para lograr que los tres hermanos consiguieran el número uno".

Baucells, que es jefe de cocina junto a Hernan Luchetti, ha afirmado que estar entre los cinco mejores restaurantes del mundo ya es un premio y que formar parte de la lista de los cincuenta mejores es también un orgullo porque "la diferencia entre unos y otros es casi inapreciable".

De todos modos, el equipo cree que lo que diferencia El Celler del resto de restaurantes son los tres hermanos: "La diferencia son ellos tres, que son tal como se les ve, muy de casa y accesibles. Cada uno aporta una cosa diferente y los tres se complementan, quizá esto da un toque que los demás restaurantes no tienen", ha añadido Baucells.

En la cocina tampoco se ha preparado nada diferente para recibir a los hermanos y ni para los comensales que degusten esta noche los platos de El Celler, ya que "hay servicio y todo tiene que salir bien, como cualquier otro día", para que los clientes vean cómo se ha conseguido este número uno.

Consulta aquí más noticias de Girona.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1801283/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios