Versión impresa

La asociación SOS Bebés Robados de Galicia cumple un año con 120 casos registrados

El abogado que colabora en Vigo anima a indagar y avisa del riesgo de que los testigos fallezcan y la documentación se pierda

La asociación SOS Bebés Robados de Galicia cumple un año de vida y tiene un registro de 120 búsquedas de padres e hijos que tratan de encontrar a sus respectivas familias. En la mayor parte de los casos, las partes sospechan que el menor fue dado en adopción tras decir a sus padres biológicos que había muerto al nacer. Las dudas suelen surgir al detectar datos incoherentes en partidas de nacimiento y defunción.

La presidenta de la asociación, fundada en A Laracha, Estrella Vázquez, ha explicado a Europa Press que recorre Galicia para reunir a todos los que le envían peticiones de búsqueda y explicarles, en colaboración con abogados de la zona y analistas de ADN, lo que deben hacer para dar con sus familiares y luego, si lo deciden así, denunciar.

"Algunos sólo quieren que les ayudemos a buscar a sus parientes biológicos, porque sospechan o tienen ya la certeza de que fueron entregados en adopción sin consentimiento. Les explicamos lo fácil que resulta hacerse una prueba de ADN para un registro de toda España que cuenta con la identificación de personas en la misma situación", ha indicado la presidenta de la asociación.

Otros, según ha dicho a Europa Press el abogado Raúl Vázquez Carneiro, pasan meses y hasta dos años reuniendo papeles "que les dan certezas", en algunos casos de que "fueron robados a sus padres, a los que les dijeron que habían muerto, y luego vendidos en una operación que contó con documentos falsos, personal médico y religiosas implicadas".

En ourense y lugo "les cuesta denunciar"

Los juzgados de instrucción y fiscalías de Vigo, Santiago y A Coruña se reparten en este momento unos 6 casos abiertos por querella o en fase de investigación policial. Ninguno que conozca la asociación SOS Bebés Robados está abierto en Ourense o Lugo "pero los hay". "Ya recibí nueve peticiones de búsqueda de bebés de Ourense y otros cuatro de familias de Lugo, pero aún les cuesta mucho denunciar", ha señalado Estrella Vázquez.

En el caso de Ourense, según el letrado de Vigo, la asociación conoció algún caso "de madre soltera que se desplazaba a Vigo para parir, y evitar así que se supiera su maternidad en su lugar de origen y también alguna adopción ilegal, consentida por la abuela pero con certificado falso de defunción del bebé". "Ahí sólo podemos informar", ha indicado.

El abogado coruñés Pablo Arangüena, también colaborador del colectivo, recordó la exhumación realizada hace una semana en un cementerio de A Coruña para poder realizar pruebas de ADN a los restos de un bebé y comprobar si hay relación con las de una familia que quiere saber si se enterró realmente a su hijo. Otra exhumación está en trámite y pendiente de conocer la titularidad del nicho de enterramiento.

En Vigo, según el letrado Vázquez, ya se produjo la apertura de algunos nichos y se evidenció que, al menos tres familias, llevaron flores a sus bebés durante años a un lugar en el que nunca fueron enterrados, con posibles certificados falsos de defunción.

Los datos e indagaciones abiertas por SOS Bebés Robados tienen lugares coincidentes, hasta ahora, en las provincias de Pontevedra y A Coruña, y aluden a partos ocurridos en los hospitales Xeral (antes almirante Vierna), Cruz Roja y Nicolás Peña (antes Municipal) todos en Vigo, también el Municipal de Pontevedra, el Labaca y Juan Canalejo de A Coruña y el Xeral de Santiago, entre otros.

También se ha encontrado a una misma persona ligada a varios casos. En Vigo, ha ejemplificado el letrado, hay al menos tres partos en los que un ginecólogo con consulta particular, "casualmente" sustituyó en el hospital a los médicos que estaban en el parto y en las tres ocasiones se informó de que el bebé murió al nacer. "Pero no aparece el legajo de aborto ni la partida de defunción que podrían certificarlo", ha explicado.

También se repiten en varias ocasiones los nombres de monjas de la congregación de las Siervas de la Pasión, que es "la misma de sor María", la religiosa imputada en Madrid por casos de bebés robados, que finalmente no fue juzgada porque falleció antes. Tenían casas cuna en Valencia, Vigo y Oviedo, entre otros lugares, relata y destaca que "donde estaban ellas en cada momento, había entrega de bebés".

Iniciar las investigaciones

Vázquez Carneiro ha animado a iniciar las búsquedas a todos los que sospechen ser un bebé robado, pues la asociación gallega registra casos desde los años 50 hasta los 90. Ha indicado que no sabe "qué es peor, pues los de mayor antigüedad tendrán problemas para encontrar documentación, y ya no quedan apenas testimonios, pero esto ocurre también en los más recientes y es fundamental conocer lo que saben todos los testigos que aún viven".

También aparece documentación falsificada, ha indicado y ha aludido a un certificado cumplimentado con máquina de escribir en 1976, según la fecha que consta en el mismo, pero que "se hizo con un modelo de máquina que en ese año aún no se fabricaba", lo que indica que, en realidad se redactó "más tarde y, por tanto, es falso". "Aunque esto ya es una prueba en sí misma, hace todo más complicado", ha recalcado.

Un robo y venta en vigo

En ese sentido, ha relatado el caso denunciado por N.L.F. ante la fiscalía de Vigo con una querella por los posibles delitos de "alteración del estado civil, adopción ilegal, falsedad en documento público y detención ilegal", en fase de instrucción judicial.

La mujer denunciante nació en 1987 en el hospital Municipal de Vigo cuyo archivo está actualmente en el Ayuntamiento de Vigo, "por lo que fue relativamente fácil acceder a la documentación en la que está registrada su partida de nacimiento y los cuatro días de ingreso de su madre tras el parto". Los datos fueron contrastados con el registro de la nacida que fue hecho por una monja de la congregación de la casa cuna de las Siervas de la Pasión de Vigo, antes de entregarla en adopción a una familia a cambio del pago de "servicios varios" por 104.288 pesetas.

"El hospital era público pero tenemos facturas por la asistencia a la madre por coste superior a 50.000 pesetas y otras por gastos que no se comprenden como taxis, ropa y otros, mientras que la religiosa explicó a los padres adoptivos que la niña fue abandonada en la casa cuna de su congregación por una mujer que se tapaba la cara para no ser reconocida y en la misma fecha en la que está certificado el parto, lo cual es imposible", ha manifestado el letrado.

Consulta aquí más noticias de Ourense.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1792562/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios