Versión impresa

Alonso Montero, elegido en segunda votación nuevo presidente de la RAG con 12 votos a favor y 10 en contra

Destaca a la Academia como "la institución más comprometida con la causa de la lengua gallega" y su papel público, en el que "nadie gana una 'cadela"

El catedrático Xesús Alonso Montero (Vigo, 1928) ha sido elegido este sábado como nuevo presidente de la Real Academia Galega (RAG) en segunda votación, con 12 sufragios a favor y 10 en contra, junto a una abstención, tras haber empatado en la primera consulta celebrada en el plenario.

Tras una reunión de casi dos horas y media, Alonso Montero ha resultado elegido en una reñida votación, ya que en la primera vuelta ha habido 12 votos a su favor y 12 de apoyo a la candidatura del hasta ahora tesorero de la RAG, Manuel González, y una abstención. Así, se ha dado paso a una segundo consulta en la que, tras no contar los votos por correo —ya que sólo computan en el primer sufragio— el catedrático de Lingua Galega, sociólogo y poeta se ha impuesto de forma ajustada.

De este modo, la directiva encabezada por Alonso Montero, junto a la que ha comparecido, queda del siguiente modo: Henrique Monteagudo (secretario), Rosario Álvarez (tesorera), Margarita Ledo (bibliotecaria) y Andrés Torres Queiruga (vicesecretario).

Tras la dimisión de Xosé Luis Méndez Ferrín al frente de la institución se abrió el proceso para elegir al nuevo responsable. Al no llegar a un acuerdo para pactar una lista única, por primera vez en la historia de esta academia, fundada en 1906, se han presentado dos candidatos: por un lado, el hasta ahora tesorero de la RAG, Manuel González, que representaba el sector continuista con la línea marcada por Xosé Luis Méndez Ferrín; y por el otro, Alonso Montero, que encabeza el lado más crítico con la anterior directiva.

De esta manera, Alonso Montero será el relevo de Xosé Luis Méndez Ferrín, quien dimitió de su puesto en medio de una polémica por supuestas contrataciones irregulares y por las críticas de una parte de los académicos que lo acusaban de falta de transparencia.

Un total de 28 académicos tenían derecho a voto este sábado, dado que se rechazó la petición de baja formulada por Xosé Luis Méndez Ferrín, quien ha declinado formar parte de la votación, mientras que dos de ellos (Xohana Torres y Franco Grande) ya habían emitido su sufragio por correo. Finalmente han quedado 23 sufragios en la segunda vuelta de este sábado —12 a favor, 10 en contra y una abstención—.

"promover clima de concordia"

Una vez que se han abierto las puertas de la institución a la prensa, un recién elegido Alonso Montero ha realizado una intervención en la que ha apelado a la unidad y ha llamado a "todos" a "promover un clima de concordia". "En ninguna institución, si no hay concordia, si no hay entusiasmo, se trabaja", ha sentenciado.

Preguntado por la prensa sobre cómo se va a conseguir ese "clima de concordia", el recién elegido presidente ha dejado claro que "no hay un decálogo", pues "eso o está en el corazón de las personas y su inteligencia o no está". "Y sería yo inicuo si pensase que la inteligencia y el corazón de los que no me votaron no tienen la altura cordial e intelectual que se necesita en este momento", ha asegurado.

Tras encomendarse a su programa que ha ido desgranando a lo largo de los últimos días, Montero ha destacado la situación "insólita y anómala" por la dimisión de un presidente y la presentación de dos candidaturas por primera vez en 107 años de vida de la Academia.

Sobre esta votación "muy equilibrada", este escritor ha afirmado: "Como dicen los presidentes de los países, uno tiene que gobernar para todos los ciudadanos".

En esta llamada a dejar atrás disensiones internas, ha destacado que su programa y el de Manuel González "en porcentaje realmente elevado coincidía", por lo que "no hay ninguna razón" por la que los académicos que han apoyado cualquiera de las dos candidaturas "no vayan a trabajar".

Visión marxista e idioma

En un contexto de convulsión en la Academia en los últimos meses, Alonso Montero ha dejado claro que en la RAG "nadie gana una 'cadela' —un duro—", más allá de que "es cierto que la Academia paga eso que en el franquismo se llamaba reglamento de dietas y viáticos, pero muy justito". "Cualquiera de nosotros a fin de mes o fin de año va a tener que poner de sus pequeños ahorros una pequeña cantidad, así pues, esto es un voluntariado", ha dejado claro.

En este sentido, ha dicho trabajar desde el "entusiasmo" en pro de la RAG. Xesús Alonso Montero se ha valido de un telegrama que recibió Manuel Murguía del literato escandinavo Goran Bjorkman, en el que le decía "que viva y florezca la nación galaica", para seguir esta máxima con "lealtad".

"Para que viva y florezca la nación galaica todas las instituciones que hay en el país políticas, culturales, académicas, educativas tienen que funcionar bien, pero hay algo en la personalidad del país, hay un matiz, una particularidad en la constitución histórica del país que sólo nosotros desde la Academia podemos entender, interpretar, definir y matiza que todos los demás, es el idioma de este país, en el que están escribiendo desde Rosalía de Castro a hoy grandes escritores", ha manifestado.

En este sentido, ha llamado la atención sobre su ideario marxista para defender la labor pública de la RAG y ha destacado su papel de que "es la institución más comprometida con la causa de la lengua gallega". "Aquí estamos todos al servicio de la Academia", ha explicado.

Queja por ser candidato "de menos rango"

Una cuestión de la que se ha quejado Alonso Montero en lo relativo a cómo se ha celebrado el plenario ha sido la de haber intervenido este sábado en la sede de Tabernas después de Manuel González por ser un candidato de "menos rango".

Y es que según ha explicado, a pesar de ser más viejo que Manuel González y haber sido académico electo diez años antes que el otro candidato, el hecho de que el hasta ahora tesorero ingresase antes, ha relevado a Alonso Montero a ser el segundo en exponer su programa ante el plenario, que tuvo "observaciones" de académicos contrarios a su línea a seguir.

Aunque eso sí, ha quitado importancia al hecho, ya que una vez finalizado el turno de agradecimientos, el ya duodécimo presidente de la institución, Alonso Montero, y Manuel González se han fundido en un abrazo.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1792177/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios