Versión impresa

Cantabria es una de las comunidades con mayor tasa de implantes de desfibriladores automáticos

Cantabria es una de las comunidades españolas con una mayor tasa de implantes de desfibriladores automáticos junto con Castilla y León, Extremadura y Madrid. Mientras, Baleares, Andalucía, Murcia, País Vasco y Cataluña son las regiones con menor tasa, según el último Registro Español de Desfibrilador Automático Implantable (DAI) que se ha presentado en Santander durante la XXII Reunión de la Sección de Electrofisiología y Arritmias de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

Cantabria es una de las comunidades españolas con una mayor tasa de implantes de desfibriladores automáticos junto con Castilla y León, Extremadura y Madrid. Mientras, Baleares, Andalucía, Murcia, País Vasco y Cataluña son las regiones con menor tasa, según el último Registro Español de Desfibrilador Automático Implantable (DAI) que se ha presentado en Santander durante la XXII Reunión de la Sección de Electrofisiología y Arritmias de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

El Desfibrilador Automático Implantable (DAI) es un pequeño aparato metálico que se implanta subcutáneamente en la parte superior del pecho izquierdo a pacientes en riesgo de padecer una parada cardiaca, por arritmias ventriculares y fibrilación ventricular. Hoy en día reúne las funciones de antibradicardia (marcapasos) antitaquicardia y desfibrilador.

Según el Registro Español del DAI, durante el año 2012 se implantaron en España 4.216 implantes, casi un dos por ciento menos que el año anterior y un cinco por ciento menos que en 2010, lo que evidencia un estancamiento en el implante de estos dispositivos. Esta cifra aumenta según el registro de la industria farmacéutica europea, Eucomed, que eleva el número de implantes de 2012 a 5.215.

La Sociedad Española de Cardiología contrapone el "estancamiento" en España con el "progresivo y ligero" aumento en Europa en el uso de desfibriladores automáticos implantables, de entre el tres y el cuatro por ciento con respecto a años anteriores.

Así, mientras que en 2012 el promedio europeo por millón de habitantes sigue creciendo hasta llegar a los 220 implantes, en España esta cifra se reduce a la mitad con 110 implantes por cada millón de habitantes, según el Registro de DAI, cuyos datos son aportados por 150 hospitales españoles, 17 centros menos que el año pasado debido a las fusiones hospitalarias que se están llevando a cabo en el marco de la reforma sanitaria actual.

Gracias a los datos proporcionados por el registro, que recoge el 80,5 por ciento de la actividad que se realiza en España, se sabe que un 70 por ciento de las intervenciones se implantan desfibriladores monocamerales o bicamerales y que en un 30 por ciento de los casos se instala un desfibrilador tricameral (o resincronizador).

"En estos momentos España es el último país europeo en la lista de implantes de desfibriladores automáticos", señala el doctor Francisco Javier Alzueta, responsable del registro de Desfibrilador Implantable de la Sección de Electrofisiología y Arritmias de la SEC y director de la Unidad de Arritmias del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga.

En 2012 se implantaron en España 4.216 implantes, según este registro, que es el mayor estudio español que se efectúa en esta materia, ya que recoge el 80,5 por ciento de la actividad que se realiza en España.

CAUSAS

En referencia a las posibles causas de esta progresiva reducción, el experto señala que, "la actual crisis económica podría ser un factor, pero no es el principal, ya que como vemos en el análisis, las comunidades autónomas con menor número no se corresponden con la que menor renta tienen.

Asimismo, el registro evidencia que el 72,33 por ciento de las intervenciones que se han realizado durante el último año corresponden a primeros implantes y el 17,7 por ciento restante han sido recambios. En este sentido el Alzueta señala que, "con respecto al año pasado, se ha aumentado ligeramente el número de primeros implantes y en cambio, ha disminuido el número de recambios, que en el 86 por ciento de los casos se hacen por el agotamiento de la batería".

Según los datos del estudio, el 83,4 por ciento de los DAI se han implantado en varones, hecho que se explica cuando tenemos en cuenta que la prevalencia de las enfermedades cardiovasculares en varones es más alta, y que ésta se manifiesta más tardíamente y de manera más confusa en las mujeres.

Otro dato que revela el registro es que la edad media del paciente es de 61 años y que en la mayoría de los casos, a los que se les tuvo que implantar este tipo de dispositivos, sufrían una cardiopatía isquémica, es decir, que ya tuvieron un infarto de miocardio antiguo.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1790356/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios