Moragues afirma que aunque el objetivo de déficit de 2013 se flexibilice al 1,8% será "muy complicado" cumplirlo

Moragues afirma que aunque el objetivo de déficit de 2013 se flexibilice al 1,8% será "muy complicado" cumplirlo

La oposición advierte de que el pueblo "empieza a pasar hambre" por los recortes del Consell

El conseller de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues, ha afirmado este jueves que, aunque el objetivo del déficit de 2013 para la Comunitat Valenciana se flexibilizara y pasara del 0,7 al 1,8 por ciento, "es muy complicado" cumplirlo. Al respecto, ha dicho que hay que tener en cuenta el gasto financiero y que la deuda respecto al PIB asciende al 3,45 por ciento —sin contar al sector público—. No obstante, "se harán esfuerzos para conseguir el cumplimiento del objetivo fijado y ganar en credibilidad y confianza", ha apostillado.

En este sentido, ha indicado que sólo en gastos financieros, la Comunitat alcanza un 0,9 por ciento —900 millones— del objetivo de déficit presupuestario de 2012 —1,5 por ciento—, por lo que el déficit primario —descontando el efecto financiero— se situó en el 2,55 por ciento del PIB en 2012.

Moragues ha realizado estas declaraciones en los pasillos de las Corts tras su comparecencia en el pleno del Parlamento valenciano, donde ha intervenido a petición propia y de PSPV y EUPV, tras la sesión de control al presidente de la Generalitat. El conseller ha expuesto su argumentación ante un hemiciclo semivacío en el que se han llegado a quedar 29 diputados del PP —de 55—; 14 del PSPV —de 33—; 4 de Compromís —de 6_ y 2 de EUPV —de 5—, y tampoco había ningún miembro del Consell.

A preguntas de los medios tras finalizar la sesión, el titular de Hacienda sobre la flexibilización del déficit, ha demandado que se tenga en cuenta el "esfuerzo, el rigor en la gestión presupuestaria y el punto de partida del 3,45 por ciento, es más que evidente que se flexibilice el déficit y se hable de cantidades alrededor del 1,8 por ciento.

El conseller, que ha informado en este sentido de que el próximo lunes se reunirá la comisión de trabajo del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para tratar la flexibilización del déficit, confía en que los acuerdos en este punto "no se pueden demorar mucho". Además, ha apuntado que "cuando se cierre" el trabajo en esta materia se convocará al grupo de trabajo del CPFF para evaluar el sistema de financiación autonómico.

Por parte de los grupos de la oposición, el socialista Julián López, considera que reclamar la flexibilización del déficit es "como un alumno que no supera el examen y va al profesor a que le baje la nota para aprobar" mientras que la diputada de Compromís Mireia Mollà ha instado al conseller a contestar si el Consell va a aceptar la flexibilización del déficit a cambio de retrasar la reclamación de un nuevo modelo de financiación.

Durante su comparecencia en el hemiciclo de las Corts, el conseller ha insistido en que se reconozca el "esfuerzo" de la Generalitat para "ahorrar" 2.000 millones en 2012 y, aún así, "mantener los servicios". En este sentido, ha destacado que el problema de deuda de la Comunitat "no es de gastos, sino de ingresos" porque la Generalitat gasta "eficientemente". Para paliar el déficit de ingresos, el conseller confía en la venta de patrimonio de la Generalitat, aunque ha advertido de que no van a "malvender".

Moragues también ha atribuido la desviación del déficit a la "injusta" financiación autonómica" y ha reclamado un modelo "más justo" que cubra las necesidades procedentes de la gestión de la sanidad y la educación, que son competencias descentralizadas. Y que genera un déficit estructural de 1.220 millones, es decir, un 1,2 por ciento.

Por parte de la oposición, el diputado del PSPV Julián López ha advertido de que el déficit de financiación "no es el único problema" del déficit de de la Comunitat y "si ha fallado algo no es la falta de financiación, que ya estaba prevista en los presupuestos", sino que los recortes "no han funcionado". "Se han equivocado" y una "austeridad desenfrenada sólo nos va a conducir a una penuria sin frenos".

Del mismo modo, la portavoz de EUPV, Marga Sanz, ha precisado que los 2.000 millones no es ahorro, sino "recortes" que recaen en su mayoría sobre los ciudadanos. "Nos abocan a una política de recortes que los ciudadanos no podemos seguir" y "ya no se puede hacer pasar más esfuerzos a un pueblo que empieza a pasar hambre", ha agregado.

"se me ha hecho largo"

Mireia Mollà también le ha dicho al conseller que cree que no va a durar mucho en el cargo, a lo que Moragues le ha contestado: "llevo cuatro meses en el cargo y se me ha hecho largo", aunque a continuación ha apuntado que espera "estar mucho más". Asimismo, el conseller a respondido a las críticas de la oposición por sus ausencias en las sesiones de control parlamentario y ha dicho que están justificadas por las negociaciones en el CPFF.

Del mismo modo, ha apuntado que la Generalitat no va a dejar de pagar a los bancos, como se ha reclamado desde Compromís, porque sería una "irresponsabilidad" y, en lugar de dejar de pagar, lo que van a hacer es "renegociar" los compromisos.

Consulta aquí más noticias de Valencia.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1790314/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios