Versión impresa

Los administradores concursales de B3 Cable presentarán esta semana un expediente de extinción y otro de suspensión

La venta de la planta de Maliaño a Südkabel va "muy lenta", aunque el grupo "sigue interesado"

Los administradores concursales de la fábrica B3 Cable de Maliaño (Camargo) van a presentar esta semana al comité de empresa un expediente de extinción y otro de suspensión, en ambos casos para toda la plantilla, y a partir de ahí se abriría un periodo de negociación.

Al mismo tiempo se mantienen las negociaciones para la venta de la planta a Südkabel, que está yendo "muy lenta", aunque el grupo industrial alemán "sigue interesado" en la operación.

De ambos procesos ha informado este miércoles la sección sindical de UGT en B3, donde es sindicato mayoritario, a la asamblea de trabajadores, que se ha celebrado en el Centro Cultural La Vidriera de Maliaño.

En relación con el concurso de acreedores, el presidente del comité de empresa, Miguel Angel Múñiz, ha señalado, en declaraciones a Europa Press, que está pasando por una "situación difícil", sobre todo financiera, por lo que se puede producir algún tipo de "impago" que daría lugar a que el mismo no se podría "sostener".

Ha señalado que, una vez que los administradores concursales presenten los dos expedientes para toda la plantilla, que asciende a 217 trabajadores, se abriría un plazo de negociación con el comité.

Múñiz ha destacado que este proceso va "muy rápido", a diferencia del de venta a Südkabel. Sobre este último, ha explicado que la semana pasada representantes del grupo visitaron la planta de Maliaño para comprobar aspectos como su capacidad, y mostraron "interés" en ella. "Esa parte es positiva", aunque "va lenta", ha reiterado.

No obstante, ha recordado que todavía no se han empezado a abordar aspectos como el de legislación, condiciones laborales, trabajadores y otros.

En la asamblea celebrada este miércoles, se ha puesto de manifiesto que los trabajadores están "a la expectativa" de que se "agilice" la venta", de manera que se vayan "cerrando puntos" y llegando a un acuerdo para la adjudicación de la planta.

Y es que algunos de los 223 empleados que tiene la factoría camarguesa (todos ellos afectados por un ERE temporal hasta el próximo 31 de mayo) han acabado ya la prestación por desempleo, mientras que otros están a punto de agotarla. Además, la empresa adeuda distintas cantidades a la plantilla, como pagas extras del pasado año.

Para el comité, el objetivo último de las negociaciones que mantengan con los representantes de Südkabel es conservar el máximo número de trabajadores posible.

La oferta de la alemana pasa por el mantenimiento de un centenar de puestos de trabajo, que se asumirían en dos fases (entre 40 y 60 al arrancar la fábrica y el resto a los seis meses, al iniciar la producción).

Consulta aquí más noticias de Cantabria.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1789651/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios