Justo Navarro nos sumerge en la Alpujarra para recrear la rebelión de los moriscos con 'El país perdido'

Justo Navarro nos sumerge en la Alpujarra para recrear la rebelión de los moriscos con 'El país perdido'

Este título, de la colección 'Ciudades andaluzas en la Historia', combina el ensayo histórico, la narración y el relato de viajes

El escritor Justo Navarro presenta el libro 'El país perdido. La Alpujarra en la guerra morisca', un nuevo título de la colección 'Ciudades andaluzas en la Historia', editada por la Fundación José Manuel Lara. En esta obra narrativa que combina el relato, el recorrido histórico y la descripción geográfica sobre el terreno, el autor retrocede más de 400 años y nos muestra —también en un cuaderno de imágenes— un país rico y abierto al mundo a través de sus huertos y de los mercados de la seda, pero que acaba convertido en campo de batalla por culpa de la guerra de la Alpujarra (1568-1571), que conllevó tras tres años de asedio, la definitiva expulsión de los moriscos.

En 'El país perdido', La Alpujarra, inagotable y múltiple, es también el foco de un episodio culminante de la historia de España, que según Juan de Austria significó el final de la Reconquista. La sublevación morisca fue una guerra determinada por las características del territorio, que se extiende por la vertiente sur de Sierra Nevada y las faldas de las sierras costeras hasta el Mediterráneo, entre los ríos Guadalfeo y Andarax. Vergel y tierra escarpada, la Alpujarra es un país incitante y a la vez hermético, encastillado en la naturaleza y con prestigio de irreductible frente a los invasores prerromanos, romanos, godos o árabes.

Según la información facilitada por Fundación José Manuel Lara, Navarro señala que la monarquía que nace con el Estado moderno "exigía que esa importante presencia social, económica y cultural, que eran los moriscos del reino de Granada, desapareciese de España. La Corona implicaba la existencia de una única ley, de una única religión muy ligada al sistema legal, de una sola cultura", por eso, continúa, "la rebelión de la Alpujarra pudo ser un hecho provocado". Asimismo, afirma que esta zona fue el centro de la guerra porque "era un vergel y una fortaleza natural con fama de irreductible".

Además, el autor afirma que la Alpujarra era la tierra de la seda, y "la seda era una fuente de ingresos muy importante que aportaba el reino de Granada a la Corona", por lo que "esta actividad era motivo de rivalidad económica entre los cristianos nuevos del reino de Granada y las ciudades sederas de Castilla". En sentido, añade que los principales cabecillas del alzamiento "pertenecían a familias dedicadas a la seda, un mundo netamente morisco", y una población "muy rentable", que "sostenía prácticamente el aparato", ya que "se les hacía pagar los efectos derivados del especial cuidado que había que tener con ellos, por sus relaciones con el norte de África".

Igualmente, y sobre en qué momento se rompe la última posibilidad de convivencia entre cristianos viejos y cristiano nuevos —los moriscos—, Navarro explica que los moriscos "pagaban por mantener su manera de vestir, de comer, de disfrutar de sus fiestas y de sus ritos, aunque solo fuese en el espacio de su familia. Era como si permanentemente pagasen un rescate, un precio por que se les dejase vivir según sus costumbres y hablar como sabían hablar. Con dinero habían conseguido ir aplazando el cumplimiento de las leyes", pero "eso se acabó el primer día de 1568, cuando se pregonó la pragmática que mandaba ejecutar todas las prohibiciones dictadas hasta entonces".

"La intención de la nueva monarquía era extirpar a unos individuos que no se ceñían al modelo de súbdito que deseaban. Pero la eliminación definitiva de los moriscos estuvo precedida por un proceso de expolio continuado, ejecutado por los funcionarios judiciales y eclesiásticos. Las viejas relaciones de vasallaje habían pasado a la historia", continúa Navarro, quien cuestionado por cuál es la versión "más verosímil' de los tres los tres cronistas de la rebelión —Mármol Carvajal, Pérez de Hita, junto a Hurtado de Mendoza— añade que "todo lo que sabemos de esta guerra lo escribieron cronistas que pertenecían la bando vencedor. Creo que es algo que hay que tener en cuenta".

El autor presenta 'El país perdido' este jueves, a las 19,30 horas, en el Hall del Teatro CajaGranada de la capital granadina, un acto que, organizado por CajaGranada Obra Social, contará con la participación de Alejandro V. García. Además, el viernes 19 de abril, a partir de las 21,00 horas, participará en la Feria del Libro de Granada. Estará en la caseta de firmas de la Feria en Puerta Real, junto a las Fuente de las Batallas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1788772/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios