Versión impresa

Los forenses ratifican en el Tribunal Supremo que el senador del PP Benítez de Lugo no golpeó a su exmujer

Un religioso afirma que la mujer le comunicó su intención de denunciar al parlamentario por ser "mal padre" sin referirse a ninguna agresión

Los médicos forenses han ratificado este lunes ante el Tribunal Supremo los informes en los que descartan la existencia de golpes por parte del senador del PP Borja Benítez de Lugo a su ex mujer Elsa Khaeler, quien denunció una agresión ocurrida el 2 de agosto de 2012 que motivó la apertura de un proceso judicial por un delito de maltrato en el alto tribunal, según han informado a Europa Press fuentes del caso.

Dos peritos de la Clínica Médico Forense y un especialista propuesto por la defensa del parlamentario han dado cuenta al magistrado Antonio del Moral de las conclusiones de sus informes, en los que califican de "leve" el carácter de las lesiones reflejadas en el reportaje fotográfico realizado por la Policía.

Los forenses judiciales han aceptado que una persona con flexibilidad pudo ocasionarse los arañazos, después de que el informe pericial presentado por Benítez de Lugo concluyera que las heridas son incluso compatibles con el "mecanismo de autolesión".

El magistrado instructor también ha interrogado, en calidad de testigo, al hermano Jesús, un religioso que acompañó a su vecino, Benítez de Lugo, al servicio de urgencias tras la discusión y que declaró ante la Policía que Elsa Khaeler le había advertido de su intención de denunciar a su ex marido por ser "un mal padre", sin hacer referencia a ninguna agresión.

El conocido en Canarias como hermano Jesús, fundador de la Obra Social de Acogida y Desarrollo, acudió a dependencias policiales para declarar que ese día se encontraba paseando, cuando se topó con Elsa Khaeler, que le dijo: "Estoy denunciando a tu amigo Borja porque es un mal padre". Acto seguido, dedicó una serie de improperios contra él y contra su ex marido.

Instantes después, localizó a Benítez de Lugo sentado en el escalón de uno de los edificios con "evidentes síntomas de cansancio y problemas respiratorios". Cuando le preguntó por lo sucedido, le respondió que había tenido "una trifulca con su ex mujer que le había alterado notablemente".

Según figura en la declaración policial, fue entonces cuando el religioso decidió acompañarle al servicio de urgencias al conocer los "graves problemas cardiacos" que padecía.

Lesiones de carácter "leve"

Del Moral también ha interrogado a los autores del informe médico forense que encargó para evaluar si las lesiones y los partes de sanidad aportados por la denunciante eran compatibles con su declaración.

La Clínica Médico Forense emitió un informe en el que se desprendía de la equimosis y el enrojecimiento de la piel que había existido "movimiento" entre agresor y víctima, aunque no apreciaba "lesiones típicas de mecanismo contusivo directo, como puede ser un puñetazo o un codazo".

Los peritos concluyeron que las lesiones eran de carácter leve y correspondían "en parte" a lo relatado por Khaeler, que "algunas" no fueron conforme al mecanismo de autolesión y que desconocían si la denunciante había sufrido daño psíquico.

El magistrado instructor también ha preguntado sobre el informe pericial que el senador aportó para su defensa en el que se recogía que las heridas de Khaeler no eran características de un episodio de violencia de género y que incluso algunas eran compatibles con el "mecanismo de autolesión".

Las conclusiones del especialista Enrique Fernández ponen de manifiesto la "clara" contradicción entre lo manifestado por la denunciante en comisaría y después en sede judicial, con el reportaje fotográfico realizado por la Policía sobre sus heridas. "Las heridas tienen un mecanismo de producción compatible con arañazos pero nunca con golpes, empujones o codazos", sostenía el informe del especialista en psiquiatría.

El incidente que tuvo lugar el pasado agosto dio lugar a las denuncias cruzadas del parlamentario 'popular' y su exmujer. Mientras el Supremo investiga a Benítez de Lugo por su condición de aforado, un juzgado de Las Palmas de Gran Canaria tramita la denuncia que éste formuló contra su Khaeler por un delito de allanamiento de morada y denuncia falsa.

El senador mantiene que abrió la puerta de su domicilio pensando que su hija se había olvidado algo. Para su sorpresa, su exmujer acompañada por sus padres y su hermana entró en su vivienda donde le arrinconaron e impidieron que saliera de casa. Tras conseguir zafarse y salir corriendo a la calle, Benítez de Lugo fue asistido en una clínica por ansiedad y dolor torácico.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1787306/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios