Versión impresa

La FEMP aprueba el decálogo orientativo 'Cabalgata segura', iniciativa del Ayuntamiento de Málaga

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), a través de su junta de gobierno, ha aprobado el Decálogo Orientativo 'Cabalgata Segura', que recoge una serie de recomendaciones de con las que se pretenden minimizar los riesgos en espectáculos, actividades recreativas y actos públicos con asistencia masiva de personas que utilicen vehículos a motor, remolques o semirremolques.

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), a través de su junta de gobierno, ha aprobado el Decálogo Orientativo 'Cabalgata Segura', que recoge una serie de recomendaciones de con las que se pretenden minimizar los riesgos en espectáculos, actividades recreativas y actos públicos con asistencia masiva de personas que utilicen vehículos a motor, remolques o semirremolques.

Este documento se origina por iniciativa del Ayuntamiento de Málaga, tras plantear el Concejal de Seguridad Julio Andrade, como vicepresidente de la Comisión de Seguridad y Convivencia Ciudadana de la FEMP, la necesidad de que la Federación de Municipios dictase una serie de recomendaciones que sirvieran de referencia a todos los municipios españoles.

El Ayuntamiento de Málaga asumirá el contenido de este documento, haciendo de él un punto de partida con el que poder articular las medidas municipales necesarias para regular este tipo de acontecimientos públicos. Se prevé que próximamente se trabaje en su contenido en un debate en el que participarán todas las áreas municipales implicadas, los grupos políticos municipales y los agentes sociales, según han informado desde el Consistorio en un comunicado.

ORGANIZACIÓN,

Seguridad y concienciación ciudadana

El texto establece que deberá existir una coordinación de la entidad organizadora con la Policía Local, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Protección Civil, bomberos, sanitarios, ambulancias y mantenimiento. El responsable de seguridad levantará un acta de sesiones de trabajo que se realicen y, si fuera necesario, se convocaría una Junta Local de Seguridad.

Se recomendará a los medios de comunicación social que participen en la concienciación ciudadana ante los riesgos inherentes a este tipo de acontecimientos. Paralelamente se lanzarían campañas de concienciación en centros educativos y entidades ciudadanas con presencia activa de la organización.

Asimismo, se prevé la articulación de un Plan de Emergencia y autoprotección, en el que se contemplen todos lo medios humanos y materiales disponibles. En este plan se regularían aspectos básicos como la posible evacuación de grandes multitudes o la entrada y salida de vehículos de emergencia.

Las calles por donde transite la cabalgata deben ser anchas para hacer posible el acceso de los equipos de emergencia y los giros de las carrozas. No podrá haber ni vehículos ni obstáculos que supongan algún tipo de riesgo para los niños y en las zonas céntricas con mucha aglomeración de personas se habilitarán zonas para que se puedan realizar labores de asistencia y evacuación.

Carrozas y vehículos

En cuanto a las carrozas, el Decálogo establece que deberán cumplir con la normativa vigente. Su decorado será de material ignífugo y los elementos de su estructura tendrán puntos de anclaje fácilmente desmontables que no sobresalgan de los laterales. Los equipos de luz y sonido deberán estar protegidos y serán previamente inspeccionados por técnicos. Se evitará utilizar alumbrado mediante velas, petróleo, gas o cualquier otro tipo de combustible.

En la cabina o elemento de tracción del vehículo sólo podrá ir el conductor, que además de cumplir los requisitos establecidos en la normativa actual, deberá prestar atención constante a la conducción, a las indicaciones de la Policía Local y a las personas de acompañamiento. Se recomienda que todos los vehículos tengan un sistema de megafonía para hacer posible la comunicación entre el conductor y las personas de acompañamiento y para alertar a los asistes a la cabalgata de cualquier tipo de riesgo.

Participantes y personas de acompañamiento

Los participantes deberán estas subidos a las carrozas desde el inicio del recorrido. Los menores de edad necesitan una autorización firmada de sus padres, en la que estos acepten las bases del acontecimiento y la asunción de responsabilidad del riesgo.

Las carrozas deberían estar flanqueadas por personas que vayan a pie para garantizar la seguridad de terceros. Estos acompañantes tienen que ser formados, seleccionados y autorizados expresamente en las cuestiones relativas a la seguridad y la prevención del riesgo particulares de la cabalgata. Previamente se fijará por escrito una detallada relación de los acompañantes, sus funciones, la carroza asignada y una declaración de compromiso.

Por último, el texto aprobado por la FEMP señala que se procurarán realizar las correspondientes inspecciones de las autorizaciones administrativas para conducir y circular, los seguros exigibles de responsabilidad civil, la seguridad mínima de las carrozas y los itinerarios, las autorizaciones y declaraciones de los participantes, el acta que avale la coordinación o Junta Local de Seguridad

Consulta aquí más noticias de Málaga.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1786269/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios