Versión impresa

Juzgan este miércoles a los dos atracadores de un banco donde falleció una mujer tras un tiroteo

El Juzgado de lo Penal número 3 de Sevilla juzgará este miércoles a los dos acusados de atracar en mayo de 2012 una sucursal bancaria ubicada en la localidad de San Juan Aznalfarache, tras lo que huyeron provocando un tiroteo con agentes de la Policía Local que concluyó con el fallecimiento de una mujer de 54 años de edad tras ser alcanzada por una bala perdida disparada por los agentes.

El Juzgado de lo Penal número 3 de Sevilla juzgará este miércoles a los dos acusados de atracar en mayo de 2012 una sucursal bancaria ubicada en la localidad de San Juan Aznalfarache, tras lo que huyeron provocando un tiroteo con agentes de la Policía Local que concluyó con el fallecimiento de una mujer de 54 años de edad tras ser alcanzada por una bala perdida disparada por los agentes.

Fuentes judiciales han informado a Europa Press de que el juicio contra Juan Marcos G.J. y Francisco R.G. se celebrará este miércoles en el Juzgado de lo Penal número 3 de Sevilla, y en el mismo la Fiscalía solicitará para cada uno de ellos un total de diez años de cárcel por el atraco a la sucursal de Cajasol.

El Juzgado de Instrucción número 15 de Sevilla ya acordó archivar a finales de octubre de 2012 la causa contra dos policías locales de San Juan de Aznalfarache por el tiroteo en el que falleció esta mujer, identificada como Concepción Barreiro, mientras esperaba en una parada de autobús.

Los hechos acontecieron en la mañana del día 25 de mayo de 2012, cuando dos atracadores asaltaron una sucursal bancaria de la calle Antonio Machado, en el Barrio Bajo de San Juan de Aznalfarache. Los agentes interceptaron a los delincuentes a la salida de la sucursal y ambas partes abrieron fuego.

Fruto del intercambio de disparos, uno de los atracadores resultó herido grave al encajar dos impactos de bala y esta mujer que esperaba en la calle falleció víctima de una bala perdida disparada por los agentes. El juez decretó el ingreso en prisión provisional de ambos acusados, han precisado las fuentes.

Hay que destacar que uno de los acusados, Juan Marcos G.J., fue condenado a 15 años de reclusión menor tras intentar matar de varios disparos en 1990 al cliente de una sucursal ubicada en la Plaza de San Lorenzo, de donde logró sustraer finalmente 1.990.000 de las antiguas pesetas.

Uno de los acusados ya fue condenado por intento de homicidio

En la sentencia dictada el 20 de abril de 1993, a la que ha tenido acceso Europa Press, la Sección Séptima de la Audiencia Provincial condenó al acusado a 15 años de reclusión menor por un delito de robo con homicidio en grado de tentativa, así como a dos años, cuatro meses y un día por un delito de tenencia ilícita de armas, con la agravante de reincidencia, y a dos meses y un día de arresto mayor por un delito de utilización ilegítima de vehículo a motor.

La Audiencia Provincial consideró probado que el día 25 de julio de 1990, sobre las 11,00 horas, el condenado, junto con un cómplice, cogió "sin autorización de su dueño" una motocicleta con la que se dirigieron a una sucursal del Banco de Granada situada en la Plaza de San Lorenzo, tras lo que entraron en la misma armados con un cuchillo y con una pistola a pesar de carecer de licencia para ello, gritando a los clientes que se encontraban en el interior "todos quietos, esto es un atraco".

En ese momento, un cliente se enfrentó a los atracadores diciendo "que tenían que pegarle un tiro para llevarse el dinero", por lo que Juan Marcos "le apuntó con la pistola a la cabeza y efectuó dos o tres disparos, si bien no se hizo fuego al fallar el cartucho", tras lo que éste último "dio unas patadas en los genitales" a dicho cliente y gritó al cómplice "vámonos". Así, ambos salieron de la entidad con un botín de 1.990.000 de las antiguas pesetas.

"hizo todo cuanto estuvo en su mano para matar"

Una vez en el exterior, este cliente logró dar alcance a Juan Marcos cuando éste subía a la moto, por lo que se produjo un forcejeo en el curso del cual el imputado golpeó con la pistola varias veces en la cabeza a su oponente, de manera que logró escapar, aunque posteriormente un policía detuvo tanto a Guareño, conocido como 'el francés', como a su cómplice.

La sentencia considera que Juan Marcos "hizo cuanto estuvo en su mano para matar, pero no lo consiguió por un accidente ajeno a su voluntad", añadiendo que "la zona del cuerpo elegida y la reiteración, dos o tres disparos, son inequívocos signos que expresan a las claras el propósito homicida de Juan Marcos", de manera que "no puede admitirse que la intención fuera solo la de asustar".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1781291/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios