La Junta retoma por tercer año en Jaén su campaña contra el uso indiscriminado de cebos envenenados, que llevará a Cádiz

La Junta retoma por tercer año en Jaén su campaña contra el uso indiscriminado de cebos envenenados, que llevará a Cádiz

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha puesto en marcha por tercer año consecutivo en el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas de Jaén una campaña preventiva que también tiene previsto trasladar a la provincia de Cádiz para informar de las "graves consecuencias" que tiene para el medio ambiente en general, y para las poblaciones del alimoche, en particular, el "uso indiscriminado" de cebos envenenados, un delito contemplado en el Código Penal.

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha puesto en marcha por tercer año consecutivo en el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas de Jaén una campaña preventiva que también tiene previsto trasladar a la provincia de Cádiz para informar de las "graves consecuencias" que tiene para el medio ambiente en general, y para las poblaciones del alimoche, en particular, el "uso indiscriminado" de cebos envenenados, un delito contemplado en el Código Penal.

Según ha informado la Consejería en una nota, se trata de una iniciativa dirigida a cazadores, propietarios de fincas cinegéticas y ganaderos que se desarrolla en el marco del Plan de Conservación de Aves Necrófagas en Andalucía y de la Estrategia para la erradicación del uso ilegal de cebos envenenados.

Además de las tareas informativas y de vigilancia que llevan a cabo de forma conjunta los agentes de Medio Ambiente de las Brigadas de Investigación de Envenenamiento de la Fauna (BRIF), técnicos de la Estrategia andaluza contra el veneno y del programa para la conservación del alimoche y agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, la campaña contempla inspecciones preventivas a cargo de la Unidad Canina especializada en la búsqueda de venenos.

De esta manera, una vez que se encuentran cebos o se produce un envenenamiento se realiza una "minuciosa tarea" de investigación para tratar de llevar al responsable ante la justicia.

Según recuerda la Junta, el uso de cebos envenenados es un delito recogido en el Código Penal, cuyo artículo 336 establece multas o penas de prisión de hasta dos años. Además, la Ley de la Flora y Fauna Silvestre en Andalucía contempla la retirada del uso de aprovechamientos en los cotos y fincas en los que se detectan estos cebos, y multas de hasta 300.000 euros.

Riesgo "letal" para seres humanos

Para "erradicar esta práctica ilegal", la Consejería desarrolla desde 2001 una estrategia para el control de venenos y otras amenazas para la fauna silvestre, ya que, según la Junta, estos cebos "no sólo afectan a la fauna, sino que entrañan también peligro para la salud de las personas que viven o visitan el monte andaluz", ya que muchas de las sustancias tóxicas que se emplean en estas trampas pueden resultar "letales" para los humanos.

Gracias a esta campaña no se ha producido ninguna baja en la población de alimoche existente en la provincia de Jaén, algo que han demostrado los técnicos del Plan de recuperación, que han identificado individualmente a los adultos reproductores gracias al patrón de plumas y las peculiaridades de la cara.

Al no producirse bajas entre los adultos, ha aumentado también el "éxito reproductor", e incluso se ha avistado una nueva pareja que podría asentarse en la zona esta temporada.

Dado lo "exiguo" de la población andaluza de alimoche —24 parejas—, y ante los "buenos resultados" que está dando la campaña, la Consejería ha decidido trasladar esta experiencia a la provincia de Cádiz, "principal bastión" de esta especie en peligro de extinción.

Protección del alimoche

El Programa de Actuaciones para la Conservación del Alimoche en Andalucía, iniciado en 2004 por la Consejería, tiene como "principal objetivo" variar la "delicada situación" que atraviesa la especie provocada fundamentalmente por causas antrópicas.

Se trata de una estrategia basada en el control de la población reproductora y en la ejecución de las actuaciones necesarias para "conseguir la supervivencia de los individuos, la salvaguarda de sus territorios de cría y la consecución de una reproducción exitosa".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1779353/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios