El abogado del Conde de Fontao apunta que el juez debería haber agotado otras vías antes de imputar a la Infanta

El abogado del Conde de Fontao apunta que el juez debería haber agotado otras vías antes de imputar a la Infanta

Apunta a una intromisión grave en el derecho a la intimidad en relación a los últimos correos aportados por Torres a la causa

Andrés Jiménez de Parga, abogado del asesor jurídico externo de la Casa Real y Conde de Fontao, José Manuel Romero -quien recientemente declaró como testigo en el caso Nóos-, considera que el juez instructor de la causa José Castro habría infringido "frontalmente" el principio de intervención mínima por no haber agotado otras vías jurídicas antes de acordar la imputación de la Infanta, decisión que, en caso de fracasar esos otros mecanismos, debería haberse acordado en 'ultima ratio' o como último recurso.

En este contexto, Jiménez de Parga, consultado por Europa Press, ha reprochado que el magistrado haya decidido de oficio encausar a la hija del Rey Don Juan Carlos sin antes haber trasladado a la Fiscalía Anticorrupción y a las demás acusaciones sus "dudas" en torno al papel que la hija del Rey Don Juan Carlos habría jugado en los hechos investigados en esta causa, en la que también está imputado su marido, el Duque de Palma, Iñaki Urdangarin.

Según ha afirmado, es "absolutamente reprochable en términos jurídicos" que el magistrado haya adoptado esta decisión a fin de "despejar cualquier duda" en torno a la actuación de la Infanta, por considerar que esta argumentación vulnera "el principio de 'ultima ratio' que configura nuestro Derecho penal" y que, recalcan, "tiene como fundamento jurídico-constitucional precisamente lo contrario de lo que el juez afirma en el auto de imputación".

En su opinión, los indicios a los que el juez apunta en su auto de imputación varios indicios que "por sí solos no serían suficientes" para fundamentar la imputación, y recalca que anteriormente el instructor ya puso de manifiesto que la Infanta "no intervino ni participó en la gestión y administración de Nóos".

Por otro lado, en relación a los últimos correos aportados a la causa por el exsocio de Urdangarin, Diego Torres, y que tienen como receptor y destinataria al Duque y su mujer, respectivamente, Jiménez de Parga considera "indiscutible que estamos ante una intromisión ilegítima en el derecho a la intimidad personal de Urdangarin", que en su opinión "merecería la tutela judicial".

Es más, el abogado asevera que "todo apuntaría a que en el presente supuesto podría tratarse de una intromisión grave", no sólo por el objeto de lo difundido sino también por el contexto en el que se ha actuado y la finalidad que se buscaba mediante su aportación, de modo que, asevera, esta actuación podría constituir la comisión de un delito tipificado en los artículos 197 y siguientes del Código Penal.

Según recalca, los correos fueron remitidos por el Duque desde la cuenta que él utilizaba personalmente en el Instituto Nóos, si bien asevera que no puede legitimarse el apoderamiento de los emails con el argumento de que los mismos fueron enviados desde una cuenta de correo de la entidad.

Apoderamiento dirigido a "descubrir secretos"

En esta misma línea, el abogado subraya que el peso reconocido por la legislación a la intimidad está proclamado en el artículo 18 de la Constitución. "Estamos ante una conducta de apoderamiento para descubrir secretos o vulnerar la intimidad de quien los remitió y de quien los recibió", considera el letrado, todo ello "a sabiendas de que estos correos serían públicamente difundidos".

Es más, Jiménez de Parga incide en la el apoderamiento de las correspondencias se realizó con la intencionalidad de "descubrir los secretos de carácter personal", puesto que el contenido de los correos "revela indiscutiblemente que Urdangarin quiso dejar fuera del alcance de los demás lo que le decía a su esposa". Tal y como ha apuntado, dado que los correos han sido aportados a una causa de la que es parte la Fiscalía, le correspondería a ésta proceder a su denuncia.

Más en concreto, en varios de los últimos correos el marido de la Infanta Cristian le consultaba a su mujer diversas gestiones que tenía intención de realizar al frente de Nóos. En uno de ellos, fechado el 20 de febrero de 2003, Urdangarin le remitía "una comunicación de Nóos que tengo pensado enviar". Y proseguía: "Hay dos versiones. Clientes, 'colab' y amigos y la otra para Octagon (no quiero sacar ampollas). Léelo y dime lo que piensas please... Ciao".

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1776947/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios