La pasarela del Museo de la Ciencia de Valladolid sustituye la madera por aluminio tras una inversión de 180.000 euros

La pasarela del Museo de la Ciencia de Valladolid sustituye la madera por aluminio tras una inversión de 180.000 euros

Las obras de sustitución del pavimento de la pasarela sobre el Pisuerga entre el Museo de la Ciencia de Valladolid y el barrio de Cuatro de Marzo han concluido tras una inversión de 180.000 euros que ha permitido cambiar el tablero de madera por paneles de aluminio anodizado de carácter antideslizante, lo que evitará los resbalones y otras molestias que motivaban las quejas ciudadanas.

Las obras de sustitución del pavimento de la pasarela sobre el Pisuerga entre el Museo de la Ciencia de Valladolid y el barrio de Cuatro de Marzo han concluido tras una inversión de 180.000 euros que ha permitido cambiar el tablero de madera por paneles de aluminio anodizado de carácter antideslizante, lo que evitará los resbalones y otras molestias que motivaban las quejas ciudadanas.

El alcalde, Francisco Javier León de la Riva, y la concejal de Urbanismo, Cristina Vidal, han visitado esta infraestructura, cuyo firme de madera presentaba problemas de conservación y ocasionaba numerosas quejas por parte de los peatones que transitan a diario por la misma.

La intervención ha afectado a toda la longitud de la pasarela, un total de 182 metros de estructura metálica y 52 de hormigón en rampa, donde también se ha renovado el pavimento.

Francisco Javier León de la Riva ha incidido precisamente en las quejas de los ciudadanos sobre los problemas de este suelo, de que las tablas se levantaban y que se desclavaban, por lo que se hicieron un montón de pequeñas reparaciones, pero "se llegó al convencimiento de que era pan para hoy y hambre para mañana" y que había que abordar de forma "definitiva y total" el suelo de la pasarela.

Aunque estéticamente "quedaba muy bien" con la madera, el alcalde ha recordado que planteaba problemas como el que se produjo el mismo día de la inauguración, cuando a la entonces vicepresidenta de la Junta, María Jesús Ruiz, se le quedaron clavados los dos tacones.

A la vista de quejas "razonadas", ha añadido, se optó por la renovación total, no sólo en la parte metálica sino también en la zona más cercana al Museo de la Ciencia, aunque ha aclarado que si nieva y hiela a continuación se puede tener algún problema, pero no puede "cerrarse" la pasarela, y además en caso de que esto ocurra puede haber resbalones en otros sitios.

En el paseo inicial que han realizado el alcalde y la concejal con los responsables de la empresa, León de la Riva ha asegurado que ya se ha detectado "un problema" y es que antes los cigarrillos se "colaban" entre las tablas y ahora con los orificios que tiene el suelo no es así, por lo que ha adelantado que "habrá que hacer alguna batida de limpieza" o "mejor" invitar a la gente a que no tire los cigarrillos al suelo.

El primer edil ha aclarado que los problemas que se han producido en esta pasarela son distintos a los que se han producido en el Puente del Cubo y en el de Santa Teresa, en los que hay maderas sintéticas —aglomerados de resina—, que "básicamente" producían una acumulación de electricidad estática que provocaba molestias e incluso se resbalaba la gente. Tras "un montón" de tratamientos, ahora no se resbala la gente y los calambres han desaparecido.

Candados que deterioran

En cuanto a la "costumbre" de colocar candados en esta pasarela, León de la Riva ha indicado que "no se puede hacer nada" con esta "moda parisina que se ha importado", que además deteriora la estructura del puente, ya que en algunos puntos la malla se encuentra rota por la oxidación. Por ello, cree que "se seguirán poniendo y se seguirán quitando" estos elementos.

La actuación, ejecutada por la UTE Draza como adjudicataria del contrato de conservación y reformas de infraestructuras de la Concejalía de Urbanismo, ha tenido un coste de 179.572 euros y se ha prolongado durante cuatro semanas.

El pavimento colocado consiste en paneles de aluminio de tres milímetros de espesor anodizado en plata mate, con unas dimensiones de 1,45 centímetros de longitud por 2,59 de anchura. Para dar rigidez a la placa se colocaron costillas soldadas de aluminio "Z", con separaciones de 245 milímetros. Los paneles se colocan de manera machihembrada en una cara, y sujetos con tornillos autorroscables en la otra.

Asimismo, se ha interpuesto una banda de neopreno de 1,5 milímetros en los apoyos de aluminio y el perfil de acero en la estructura para evitar corrosiones. Con el fin de que la placa resulte antideslizante, se perforó en ambos sentidos "al tresbolillo", con taladros de ocho milímetros de diámetro y separación de 50 milímetros.

Además, la obra ha permitido construir las juntas de dilatación en ambos extremos de la pasarela, y se han ejecutado cinco tapas en el pavimento para que resulte accesible la parte baja de la estructura para tareas de mantenimiento. Es oportuno destacar en este sentido el trazado bajo el pavimento de dos conductos de PVC de 160 milímetros de diámetro para futuras redes.

Finalmente, la actuación ha incluido la colocación de un rodapié de 75 milímetros de altura -también en aluminio anodizado- y la colocación de pavimento antideslizante mediante baldosas de botones en la rampa de acceso a la pasarela por la Casa del Río, en el Cuatro de Marzo.

La pasarela del Museo de la Ciencia sobre el río Pisuerga fue abierta al público en julio de 2004, y permite conectar ambas márgenes del cauce en esa zona. Por otro lado, es posible continuar el recorrido peatonal hacia Parquesol gracias a la otra pasarela existente sobre la Avenida de Salamanca.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1738629/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios