Versión impresa

Se aplaza al lunes el juicio a Botín por caso de indemnizaciones

Comienza juicio Botín por caso de indemnizaciones
Reuters (Reuters)
Ampliar
Emilio Botín, presidente del SCH, acudió esta mañana a la Audiencia Nacional en el inicio del juicio por supuestas irregularidades en la concesión de indemnizaciones a jubilados. El juicio se aplaza hasta el lunes por las nuevas pruebas aportadas por la defensa del empresario.  

El juicio fue suspendido tras una hora, cuando el presidente del tribunal, Antonio Díaz Delgado, concedió a la acusación hasta el lunes para estudiar nuevos documentos presentados por Botín y otro imputado.

El juicio comenzó pocos meses después de que Botín alcanzara uno de su mayores logros: la compra del británico Abbey National por 9.650 millones de libras, la mayor operación bancaria transnacional de la historia en Europa.

Un Botín sonriente y con talante relajado llegó temprano a la Audiencia Nacional, sede judicial en la que se investigan grandes delitos como terrorismo, narcotráfico o corrupción.

El presidente del SCH dijo a los periodistas presentes que sentía un total respeto por la justicia. 'Ahora no es cuestión de hablar del resultado. Hablaremos después', expresó.

El caso, que centra la atención en las grandes empresas españolas, se planteó después de que dos accionistas del SCH presentaran una querella por el pago de indemnizaciones a dos ex consejeros que abandonaron la entidad en el 2001 después de una serie de disputas.

Una juez imputó a los acusados a pesar de las objeciones de los fiscales, que alegaban la ausencia de delito en ese caso.

El banco ha reiterado en numerosas ocasiones que las indemnizaciones fueron perfectamente legales, y aprobadas por el consejo del SCH y los accionistas.

GRANDES OPERACIONES

Botín, que dirige al SCH después de que lo hicieran su padre y su abuelo, tendría que abandonar la presidencia de la entidad en caso de resultar culpable y afrontaría una pena máxima de ocho años de prisión.

Los otros dos imputados en el caso son los ex consejeros José María Amusátegui y Angel Corcóstegui, quienes recibieron las indemnizaciones.

El Santander ha dicho que los pagos se negociaron originalmente durante la compra en 1999 del Central Hispano por parte del Banco Santander, calificada como una fusión entre iguales.

Provenientes del Central Hispano, Amusátegui fue el copresidente del SCH y Corcóstegui su consejero delegado tras la fusión. Su salida dejó a Botín al mando de la mayor entidad financiera de España.

Además, la operación convirtió al SCH en uno de los 15 mayores bancos del mundo por capitalización y ahora ha entrado al 'top ten' con la adquisición el año pasado de Abbey National.

Antes de esas grandes transacciones, sin embargo, el entonces Banco Santander compró Banesto en 1994, que fue rescatado por el Banco de España cuando estaba al borde de la bancarrota.

Uno de los dos accionistas que presentó la querella contra Botín es Rafael Pérez Escolar, ex consejero de Banesto y accionista actualmente del SCH.

Pérez Escolar, que fue encontrado culpable de estafa y apropiación indebida por su actuación en Banesto, niega haber presentado la querella contra Botín por un sentimiento de venganza, y sostiene que defiende los intereses de los accionistas que vieron como Corcóstegui dejó el banco con 108 millones de euros a pesar de haber sido prejubilado.

La mayoría de los accionistas del SCH considera que el banco no actuó de forma indebida y el precio de la acción no ha sido castigado por el juicio, ya que se prevé que Botín sea absuelto.

A media mañana del miércoles, las acciones del Santander subían un 0,1 por ciento.

/Por Daniel Trotta/

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1734/0/OESTP/FINANZAS/SCH/JUICIO/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios