Mayte Zaldivar, de alcaldesa a presidiaria

Maite Zaldívar
Maite Zaldívar (© Korpa). (© KORPA)
En los últimos tiempos se la veía muy desmejorada. Y no era la menopausia, sino tal vez el miedo a ingresar en prisión.

Ella fue la verdadera alcaldesa de Marbella. Incluso cuando Gil ostentaba el bastón de mando de la corporación municipal, a su mujer, María Angeles, no se la veía nunca.

Guapa, ostentosa, Mayte Zaldivar lucía las mejores joyas y bolsos de la zona. Atrás quedaron los años en los que servía cañas en el bar Makai junto a su ahora ex marido, camarero de profesión y reconvertido por su hado madrino Jesús Gil en político engominado.

Cuando regentaba el bar Makai con su marido no tenía buen trato con los clientes

Personas que la conocieron en aquellas fechas afirman que su trato con los clientes no era bueno. No le gustaba ni siquiera recoger las propinas. Aspiraba a más. Julián compaginaba por entonces su trabajo de hostelero con la representación de productos farmaceuticos.

Dicen que Julián e Isabel se conocieron en un bar de carretera, y durante muchos años no estuvieron casados. Mayte aportaba una hija de soltera, Eloisa, que fue criada y querida por Julián como propia. Después tendrían otra en común, Elia. Sólo su unión con Isabel Pantoja les distanció.

David Botello e Isabel Rábago, en el libro "La Pantoja&cía", Asalto a Marbella, no informan sobre la fecha de nacimiento de Mayte, tal vez uno de sus secretos mejor guardados de esta mujer, pero sí dan detalles muy íntimos sobre su convivencia con Julián:

"Cuentan en San Martín que, en esa época de penurias económicas, una vecina encontró una vez el cuerpo inerte de Maite Zaldívar en su dormitorio.Yacía en la cama boca abajo, cubierta hasta la cabeza con la sábana. Sólo era visible una mano que caía a un lado del colchón. En el suelo, un bote vacío de Orfidal, uno de los tranquilizantes que distribuía Julián. La mujer le tocó la mano. Estaba fría. Pensó que estaba muerta y gritó. El marido esperaba fuera. Entró corriendo. Descorrió la sábana y vio el cuerpo desnudo de Maite. Aún respiraba. El médico llegó enseguida. Tentativa de suicidio, dijo".

Mayte llegó a tener despacho propio en el Ayuntamiento de Marbella

Los problemas económicos asfixiaban a la pareja. Julián contrajo importantes deudas y decidió emigrar a Marbella. Un día, mientras trabajaba de camarero en un bar, Jesús Gil se fijó en él y lo fichó. El resto de la historia es sobradamente conocido. El 5 de abril del 2002 se confirmaba la sentencia por el caso de las camisetas que inhabilitaba a Jesús Gil para la alcaldía.


Julián Muñoz tomó el relevo, y su mujer el cargo de alcaldesa. Tenía despacho propio en el ayuntamiento y, según fuentes bien informadas, mucho peso en las decisiones de su marido.

No fue hasta el año 2003 cuando perdió todo su poder para pasar a convertirse en una personaje de la prensa del corazón. La culpo la tuvo Isabel Pantoja. Todos recuerdan el 28 de febrero del 2003 con Isabel Pantoja, Julián Muñoz y la propia Mayte Zaldivar presidiendo un acto en amigable compañía. Días después se confirmaba lo que ya llevaba tiempo rumoreandose.

La propia Mayte lo confesó en un programa de televisón de Canal Sur: su marido le ponía los cuernos con la tonadillera. Desde entonces hasta ahora Mayte ha vivido del cuento en el sentido más estricto de la palabra. De contar sus miserias, su desengaño de mujer abandonada que muy pronto se buscó un repuesto, su novio Fernando, un joven, que, tras conocerla, ha engordado su silueta y también su cuenta corriente.

Mayte, fichada por Tele 5 desde los primeros días del escándalo llegó a narrar en "Salsa Rosa" este mismo año que había enormes bolsas de basura y de El Corte Inglés cargadas de dinero negro. No se consideraba ni cómplice ni encubridora, y proclamaba a los cuatro vientos su inocencia. Ahora ha sido detenida en la tercera fase de la operación Malaya.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/172299/0/perfil/mayte/zaldivar/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios