¡Salvados por Cervantes!

¡Salvados por Cervantes!
Uno de los libros usados como parapeto en el frente y que muestra restos de metralla. (Sergio González).
Ampliar
  • Los libros de la facultad de Filosofía y Letras sirvieron como barricadas en el frente de Madrid.
  • Una exposición los recuerda ahora.
Qué...

Frente de Madrid. En noviembre de 1936 las tropas de Franco atacan Madrid. La resistencia antifascista se concentra en distintos puntos, uno de lo más emblemáticos la Ciudad Universitaria, en donde se libraría una encarnizada batalla. El asedio a la ciudad duraría 28 meses, con victoria final de las tropas rebeldes.

Quién...

UCM. La Universidad Complutense de Madrid ha iniciado sus jornadas de conmemoración del 70 aniversario de la defensa de la ciudad. Habrá coloquios, conferencias y muestra de documentales.

Por qué...

Ciudad Universitaria. Fue uno de los principales frentes. Su edificación empezó a principios del siglo XX, siguiendo el modelo de los campus estadounidenses, alejados de la ciudad y en espacios abiertos. Se inauguró en 1934. Cuando empezó la Guerra Civil se encontraban en ese lugar las facultades de Filosofía, Medicina y Arquitectura. Fueron destruidas en la contienda.

Libros barricada, letras como escudo, heridas de guerra en el papel. En la edición francesa de Historia abreviada del Antiguo Testamento (1812), una lágrima de plomo parte los nombres Sodoma y Gomorra. La bala cruzó el libro encarnando una cólera no tan divina: la Guerra Civil. Otras desangraron a Voltaire o golpearon un catálogo bibliográfico extremeño de 1878...

Fueron los libros fortaleza, las letras antibalas que salvaron a los soldados durante el frente de Madrid en 1936. Ahora la Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha querido rendirles homenaje en una exposición que conmemora el 70 aniversario de la defensa de esta ciudad.

No hubo distinción ideológica entre unos u otros volúmenes, la necesidad primaba y todos los libros fueron utilizados en barricadas o usados como parapetos en las ventanas


Viaje en el tiempo. Noviembre de 1936. La facultad de Filosofía y Letras ya ha sido inaugurada. Su biblioteca, rica herencia de los jesuitas, se halla en esos terrenos apartados del centro de Madrid, cedidos por el rey Alfonso XIII en su finca de La Moncloa. Incluso cuando empieza el conflicto se decide trasladar allí las joyas ilustradas de la facultad de Derecho, pues se pensó que estarían más seguras alejadas de la urbe.

Craso error. Errare humanum est (errar es humano), seguro que rezaría alguno de estos libros. Era una de las bibliotecas más valiosas de España, y de los 150.000 títulos que contenía más de un tercio fueron destruidos (50.000 ejemplares). El frente tomó la facultad piso a piso, la biblioteca, cada despacho y aula, en una encarnizada lucha.

"No hubo distinción ideológica entre unos u otros volúmenes, la necesidad primaba, y todos los libros fueron utilizados en barricadas o usados como parapetos en las ventanas", explica Eulalia González, subdirectora de la exposición.

Cayeron incunables, códices antiguos, literatura de un valor incalculable... En la muestra se pueden leer citas como ésta de un voluntario extranjero, John Sommerfield: "Cuando llegamos a la Ciudad Universitaria conseguimos entrar en el edificio de Filosofía. Construimos barricadas con libros de metafísica hindú y filosofía alemana; eran totalmente a prueba de balas".

Libros que salvaron muchas vidas. "Ambas facciones sabían lo valioso de algunos ejemplares antiquísimos, sabían que era una burrada", explica Marta Torres, bibliotecaria especializada en libros antiguos de la UCM. "Para un republicano no importaba si se trataba de una Biblia o de un impresionante códice mozárabe", añade. Viajen ahora con sus letras al pasado, vean como los bibliotecarios (de ambos bandos) se jugaban la vida transportando en los camiones de avituallamiento, bajo las bombas y los disparos, esos libros a lugar seguro; o cómo los milicianos reclamaban a la intendencia sacos de arena para salvar las letras.

"En sus memorias, muchos brigadistas cuentan cómo preferían los libros de Cervantes, Kant, Shakespeare o Galdós, ya que eran perfectos para salvarles la vida, por lo grande de los tomos", explica Torres.

Nadie se fiaba de un fino Pascal o incluso de un bendito San Juan de la Cruz. Se trataba de salvar la cabeza, las armas antitanque reinaban en la ciudad del saber y no había alternativa.

Otro mensaje del pasado se encuentra en uno de los tomos heridos, un manual de bibliografía general francesa del siglo XIX. La bala ha perforado justo en esta frase: "Memoria para servir a los hombres ilustres de la República". El libro Pilgrins and Puritans (Peregrinos y puritanos) tampoco se libró. Incluso otro proyectil atravesó tres ejemplares.

En la Facultad de Arquitectura ocurrió otro tanto, y el bando nacional también intentó salvarlos con mulos. En la Biblioteca Histórica Marqués de Valdecilla (UCM) se conservan actualmente 35.000 de estos supervivientes. Algunos han sido restaurados de los hongos, el fuego y las balas. Otros permanecen como testimonio del horror. El problema es que se perdieron los catálogos y nadie puede calcular los daños.

"No fue una lucha ideológica contra los libros, ocurrió que los pilló en medio del conflicto, y una biblioteca es siempre un punto frágil", dice Torres.

No fue una Inquisición o una quema nazi. Los libros sufrieron el mismo destino que los hombres. Y ahora, como las arrugas de nuestros ancestros, muestran la herencia de la universidad de la barbarie.

Otras bibliotecas arrasadas

En 1934, durante las revueltas de Asturias, la biblioteca de Oviedo fue destruida por las bombas. Se quemaron códices muy valiosos. A lo largo de la historia, las bibliotecas han recibido el envite de las huestes invasoras. El caso más célebre es el de la biblioteca de Alejandría, que contenía el saber de la antigüedad. Fue arrasada por los romanos en el siglo XLVIII antes de Cristo y atacada por los sucesivos invasores.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/169635/0/Salvados/por/Cervantes/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios