El bereber logra un mejor papel en Windows 8 que en las instituciones marroquíes

Windows 8
El gerente general de Surface de Microsoft, Panos Panay, muestra el sistema operativo Windows 8. (Justin Lane / Efe)
  • Pese a que ha sido declarada lengua oficial en Marruecos, la presencia del amazigh o bereber en este país es aún precario en instituciones y colegios.
  • Microsoft ha incluido un nuevo teclado que permite escribir en su alfabeto.

La lengua bereber acaba de entrar en el sistema operativo del nuevo Windows 8, pero aún se topa con muchas dificultades para ser admitida en las oficinas del gobierno de Marruecos, único país del mundo donde es lengua oficial.

Tal vez advirtiendo el enorme potencial que tienen los 517.000 niños que hoy estudian la lengua amazigh (como los bereberes prefieren llamarla) en todo Marruecos, la compañía Microsoft ha incorporado un nuevo teclado que permitirá a los usuarios del nuevo Windows escribir en el alfabeto tifinagh, usado para transcribir el amazigh.

Las instituciones no han hecho nada por acercar el amazigh a los servicios públicos La decisión de la compañía informática fue calificada de "evento histórico" por parte de Ahmed Boukous, rector del Instituto Real de la Cultura Amazigh (IRCAM), creado hace 11 años por el rey Mohamed VI y que lleva a cabo una reconocida labor, aunque circunscrita al ámbito educativo y cultural.

El bereber es hablado con distintas variantes en Marruecos, Argelia, Libia, Mali, Níger y hasta algunos oasis egipcios, pero Marruecos es el país que ha llegado más lejos en su reconocimiento oficial y su introducción en la enseñanza primaria marroquí.

Sin embargo, Boukous reconoce que "formal e institucionalmente, nada se ha hecho por acercar el amazigh a los servicios públicos", en referencia al hecho de que toda la administración marroquí funciona en lengua árabe o francesa, pese a que como mínimo un tercio de los marroquíes tiene el amazigh como lengua cotidiana.

La constitución actual, aprobada hace ya 16 meses, consagró la oficialidad del bereber en el país, pero no se ve cercana la ley orgánica que debe precisar "su integración en la enseñanza y los ámbitos prioritarios de la vida pública", según el artículo de la carta magna.

Un ciudadano bereber que tiene un litigio y va a un tribunal se encontrará con que el juez le habla en árabe, debe prestar juramento en árabe y los documentos que firma estarán en árabe.

Un alto cargo del ministerio de Justicia explicó a Efe que "siempre se encuentra en la sala" a algún funcionario o espectador en el juicio que "facilita" las labores de intérprete, pero reconoció que no hay previsto un sistema oficial de interpretación.

Del mismo modo, la policía y la Gendarmería tramitan todos sus documentos en árabe y es frecuente que ninguno de los agentes de las comisarías, ni siquiera en las regiones menos arabizadas, conozcan el bereber, según denuncia Rachid Raha, presidente del Congreso Mundial Amazigh, que agrupo a los bereberes más politizados.

En un país con un 30% de la población iletrada, y donde el analfabetismo afecta sobre todo a las regiones rurales (y por ende, bereberes), los programas de alfabetización de adultos se hacen sistemáticamente en lengua árabe, lo que para Raha "no hace sino aumentar el desarraigo de esta población".

Los programas de alfabetización se hacen en lengua árabe, lo que aumenta el desarraigo Y pese a todas estas dificultades, es innegable un "despertar bereber" en Marruecos, no solo en las regiones montañosas (como el Rif o el Atlas), sino incluso en las ciudades, donde los bereberes ya no bajan la voz para comunicarse en su lengua y los manifestantes no dudan en sacar banderas bereberes a la calle, cosas impensables hace solo quince años.

"Uno de los mayores logros de estos años ha sido la reapropiación identitaria -dice Boukous-: donde antes había vergüenza o miedo de hablar en bereber, ahora hay un orgullo, sobre todo cuando un ciudadano ve en las cadenas de televisión en nuestra lengua que también los ingenieros y los médicos pueden hablar en bereber.

El bereber es obligatorio en la enseñanza primaria en todo Marruecos y ya lo estudia medio millón largo de niños; sin embargo, esta cifra no supone sino un 14 % del total de niños escolarizados, reconoce Boukous, para quien es evidente una "falta de voluntad política" de los distintos gobiernos por generalizar su enseñanza.

Entre la clase política, ya sea los nacionalistas o los islamistas, el viejo recelo hacia lo bereber por frenar la arabización de Marruecos ya no se expresa abiertamente, dado que el propio rey Mohamed VI ha asumido la identidad plural del país como una riqueza.

Confinado hasta hace poco a ámbitos folclóricos como las ferias de artesanía y los festivales de baile y canto, la identidad bereber de Marruecos ha dado un salto en la última década gracias al empuje de las asociaciones civiles, recuerda Boukous, y busca ahora, bien a través de la escuela o de Windows 8, sus cartas de nobleza.

Más fotos relacionadas

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1645065/0/lengua/bereber/windows-8/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Cerrar

Mostrar gráfica

¿Cómo leer la gráfica?

  • Hay tres variables que se distinguen por colores: ECO de 20minutos.es, en rojo; ECO en redes sociales, en verde, y ECO total (una combinación de los dos anteriores), en azul. El usuario puede activar o desactivar cada una de ellas en cualquier momento con los botones que aparecen justo debajo de la representación gráfica.
  • Al pasar el ratón por cada punto de la gráfica aparecerá el valor (en porcentaje) de cada una de las variables que estén activadas en una fecha y una hora concretas.
  • Zoom: Al seleccionar una zona de la gráfica cualquiera, esta se ampliará. Automáticamente aparecerá un botón a la derecha con las letras reset zoom. Pinchando ahí, la gráfica volverá a su posición inicial.

Más información

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios