Desarticulan un grupo criminal con base en Tenerife dedicado a estafar a empresas españolas

Desarticulan un grupo criminal con base en Tenerife dedicado a estafar a empresas españolas

En la operación han sido detenidas tres personas e imputadas otras once, y los perjuicios se han cifrado en más de 500.000 euros

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía pertenecientes al Grupo de Crimen Organizado de la Udyco de Santa Cruz de Tenerife, en colaboración con el Grupo de Delitos Patrimoniales de la UDEV de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Las Palmas, así como la de la UDEV de la Brigada Local de Policía Judicial de Vigo, han desarticulado un grupo criminal organizado con base en Tenerife que se dedicaba a estafar a empresas a lo largo de la geografía española.

En la operación han sido detenidas tres personas e imputadas otras once. Se les imputan varios delitos de estafa, falsedad documental, usurpación de estado civil y receptación. Constituían empresas para estafar a otras, principalmente del sector alimentario y de seguros, causando perjuicios cifrados en más de 500.000 euros.

Las investigaciones realizadas, durante las cuales se practicó un registro en el que se intervino numerosa documentación personal y empresarial que fue analizada, se iniciaron en octubre de 2011 y se caracterizaron por su gran dificultad dada la inexistencia de denuncias previas y el gran volumen de documentación.

Los investigadores lograron identificar a 23 empresas constituidas exclusivamente con la finalidad del ilícito lucro mediante otras empresas, principalmente del sector de la alimentación, que no eran conscientes de las estafas toda vez que las transacciones se realizaron en el marco de operaciones comerciales aparentemente normales.

Los principales responsables dirigían las operaciones desde una céntrica oficina ubicada en Santa Cruz de Tenerife y los miembros del Grupo Criminal, la mayoría de ellos jóvenes canarios de entre 18 a 30 años, tenían distribuidas las jerarquías y funciones y venían actuando desde finales de 2010, contando entonces con escasos miembros si bien había crecido casi exponencialmente justo antes de su desarticulación, incrementándose el número de nuevas empresas que iban a ser utilizadas para las estafas.

Se trataba de un entramado societario con empresas utilizadas para estafa, que en unos casos habían sido constituidas recientemente por testaferros de los organizadores del grupo criminal, principalmente en Canarias y en Andalucía, y en otros habían sido compradas, la mayoría en Galicia y Cantabria, también por testaferros.

El grupo criminal adquiría productos de empresas, que finalmente resultaban perjudicadas por los impagos de los mismos, perdiendo las mismas toda posibilidad de cobrar o de recuperar la mercancía, que era vendida, incluso antes de recibirla, a un precio inferior al de adquisición e incluso al de mercado.

Estafa de más de 500.000 EUROS

Este grupo criminal llevaba a cabo diversas modalidades de estafa, ya que éstas no sólo tenían lugar en el ámbito de compras de mercancías, sino que se desarrollaban también en otros ámbitos, como el de la negociación de pagarés con entidades bancarias y empresas dedicadas al descuento y redescuentos de estos instrumentos de pago. También fueron víctimas los transportistas que traían la mercancía hasta Tenerife, e incluso una empresa dedicada al leasing de vehículos.

Los perjuicios se cifran en más de 500.000 euros, principalmente en productos del mar congelados, sector que manejaba con soltura el principal organizador, de origen gallego. Las empresas perjudicadas y afectadas se ubican a lo largo de todo el territorio nacional. Del mismo modo resultaron afectadas las compañías aseguradoras que cubrían parte de las operaciones comerciales ante un eventual impago.

Se estima que han sido más de 80.000 kilos netos de marisco, pescado, pulpo y otros productos los que han resultado objeto de las estafas, así como que más del 90% de las operaciones estaban aseguradas. Los perjuicios fueron de tal magnitud que llegó a ponerse en riesgo la viabilidad de alguna de las empresas damnificadas.

Las falsedades documentales, para realizar ampliaciones de capital en las empresas utilizadas para defraudar, fueron el medio principal utilizado para engañar a proveedores, aseguradoras y entidades financieras, sin el cual no podrían haberse ejecutado las estafas.

Los investigadores lograron la recuperación de más de 9.000 kilos de marisco y pescado que ya habían entrado en el Puerto de Tenerife y que estaban listos para su recogida y distribución.

Instruidas las correspondientes diligencias policiales los detenidos, fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente, quedando dos de ellos en libertad con cargos e ingresando el tercero en prisión.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1574930/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios