Versión impresa

El número de trabajadores con depresión postvacacional se reduce en C-LM en 38 puntos porcentuales, según un informe

C-LM se sitúa como la región con mayor aumento del volumen de empleados que reconoce regresar a la oficina con normalidad

El volumen de trabajadores que experimentan depresión a la vuelta de sus vacaciones de verano se ha reducido en Castilla-La Mancha en 38 puntos porcentuales respecto a los datos de 2011, según un informe de Randstad sobre el estado anímico a la vuelta de las vacaciones.

Así, según este estudio realizado entre una muestra aleatoria de casi 1.000 personas por toda la geografía española, el 42,86 por ciento de los encuestados en esta Comunidad ha afirmado que regresa a la oficina con normalidad y sin padecer depresión postvacacional, mientras que el pasado año las personas que reconocían no sufrir este síndrome alcanzaron el 5 por ciento.

De este modo, Castilla-La Mancha se sitúa como la región española con mayor aumento del volumen de empleados que reconoce regresar a la oficina sin padecer ningún trastorno anímico, según ha informado Ranstad en nota de prensa.

En el ámbito nacional, el número de empleados que no padece depresión a la vuelta al trabajo supera el 53 por ciento de los encuestados, lo que indica que los trabajadores "están más comprometidos con su empleo y valoran más su puesto de trabajo ya que son conscientes de las dificultades del mercado laboral en la actualidad".

Por regiones, Castilla-La Mancha (38%), Madrid (37%) y Canarias (31%) son las comunidades autónomas donde se ha producido un mayor aumento en el volumen de trabajadores sin estrés postvacacional, seguidos de Aragón (21%), Castilla y León (19%) y Extremadura (16%).

En cambio, los asturianos y los vascos son los únicos cuyos resultados manifiestan un aumento de este estado anímico a la vuelta al trabajo tras el periodo estival.

Hasta dos semanas para recuperarse

El informe de Randstad evalúa, además, la media de tiempo que necesitan los trabajadores a nivel nacional para superar el estrés después del verano, situando entre una y dos semanas el periodo que predomina entre los encuestados que aseguran padecer este estado (56%).

Asimismo, señalan que más del 39 por ciento de los consultados se adapta al ritmo de trabajo con el paso de un día, mientras que un 3,5 por ciento supera esta situación con más tiempo.

Diferencias por estudios,

Edad y sexo

Los resultados de esta encuesta concluyen que prácticamente son inexistentes las diferencias en función del grado de estudios académicos de los consultados.

Así, los trabajadores universitarios o formados en Formación Profesional estresados (51,6% y 50,5%, respectivamente) superan ligeramente a los que niegan padecer este trastorno.

La mayoría de los empleados con estudios de Bachillerato (55%) y EGB-ESO (66%) regresan de las vacaciones y se adaptan al trabajo sin dificultades y en esta misma línea se expresan los trabajadores sin estudios, de los que un 54 por ciento indica que su vuelta tras las vacaciones se desarrolla con normalidad.

Por edades, seis de cada diez empleados de entre 16 y 24 años no sufren depresión postvacacional, seguidos de los trabajadores con una franja de edad comprendida entre los 25 y 29 años (59%) y los de 45 y 65 (53,5%). Es decir, a mayor edad, más cuesta volver a la rutina.

En cuanto a géneros, algo más del 60 por ciento de los hombres encuestados reconoce no sufrir depresión postvacacional, mientras que entre las mujeres este porcentaje se reduce a poco más del 48 por ciento. Año tras año, las mujeres aluden a mayores dificultades a la hora de incorporarse a su rutina habitual.

Sin embargo, estas diferencias entre géneros no se dan en todas las franjas de edad. En general, las mujeres mayores de 30 años tienen más responsabilidades familiares y por tanto la vuelta al ritmo habitual incluye también mayores responsabilidades en el área personal.

Recomendaciones para superar el estrés

Desde Randstad plantean algunas recomendaciones que contribuyen a facilitar, de forma óptima y saludable, la vuelta al trabajo tras concluir el periodo estival. De este modo, aconsejan marcarse retos de fácil asunción en la primera semana para conseguir el ritmo anterior a las vacaciones.

Asimismo, recomiendan mantener una actitud positiva y constructiva ante las tareas laborales y sus compañeros de trabajo, priorizar las labores más importantes a la llegada a la oficina, así como fijar unas pautas de funcionamiento que regulen una posible depresión después de las vacaciones.

Además, se aconseja regresar del viaje de vacaciones unos días antes a la fecha marcada como retorno a la oficina con el fin de disponer de tiempo suficiente para descansar, organizar y planificar el regreso de forma tranquila y pausada.

Por último, recomiendan mantener en los primeros días una reunión informal con los compañeros de trabajo para informarse de lo acontecido durante la ausencia del trabajador, ya que esta primera toma de contacto "posibilitará conocer de inmediato y de primera mano los temas más urgentes".

Consulta aquí más noticias de Toledo.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1572083/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios