Versión impresa

Daniel Milá, director de Fermacell: "Tenemos claro que vamos a crecer, pero queremos hacerlo poco a poco"

La fábrica de Orejo inicia con una plantilla de 15 trabajadores la ingente tarea de puesta a punto de la maquinaria de la antigua GFB La planta estará "a pleno rendimiento" en 2014 o a más tardar en 2015

La fábrica de Orejo inicia con una plantilla de 15 trabajadores la ingente tarea de puesta a punto de la maquinaria de la antigua GFB

La planta estará "a pleno rendimiento" en 2014 o a más tardar en 2015

La fábrica de Fermacell en Orejo cuenta ya a día de hoy con una plantilla de 15 trabajadores, una cifra que a primeros de septiembre aumentará hasta 20-25 y que irá creciendo paulatinamente. Su objetivo es alcanzar el "pleno rendimiento" en 2014 o a más tardar en 2015, aunque dependerá de la evolución del mercado, según ha declarado el director de Fermacell en España y máximo responsable de la planta de Orejo, Daniel Milá.

"Tenemos claro que vamos a crecer, pero vamos a ir poco a poco, de una forma sostenida y en consonancia con el mercado; preferimos no correr mucho pero hacer las cosas bien hechas", ha explicado Milá en una entrevista concedida a Europa Press.

La planta de Fermacell, antigua GFB, tiene por delante una ingente tarea de puesta a punto de la maquinaria y de reestructuración y redefinición de procesos que se prolongará durante más de un semestre, una primera etapa "complicada" pero que es absolutamente imprescindible para cumplir el objetivo de iniciar la fabricación de placas de fibroyeso en el mes de mayo de 2013 o incluso si es posible en "abril".

Fermacell arrancará la producción en esa fecha con un solo turno. Eso significa que, "si todo va bien", para entonces necesitarán entre 30 y 40 trabajadores. De acuerdo con la "tendencia de los últimos años", que es de "crecimiento sostenido", la previsión del grupo alemán es que la fábrica cántabra pueda "estar prácticamente a pleno rendimiento si no en 2014, en 2015". "Cuando estemos a tres turnos, la plantilla puede estar en 70-80 personas, pero es difícil de prever", indicó el director de la planta a esta agencia.

Sobre la puesta a punto de las instalaciones, Milá ha destacado que se han fijado un plazo "ajustado" teniendo en cuenta el sector de actividad, las dimensiones de la fábrica -unos 33.000 metros cuadrados distribuidos en tres edificios— y la maquinaria, que "lleva casi cuatro años parada" y cuenta con tecnología muy compleja que funciona con autómatas programables. "Realmente hay muchísimo por hacer", dijo.

Se trata de una tarea que hay que realizar al 'milímetro', probando todos y cada uno de los procesos, "cada motor, cada cable, cada engranaje, cada ventilador,...", en todas y cada una de las áreas de producción de la cadena de fabricación (calcinadora de yeso, molino, prensa, secaderos, sierra de corte, lijas,..).

Esta ingente tarea está siendo realizada desde hace apenas un mes por el equipo de mantenimiento de la fábrica -han sido los primeros trabajadores contratados- con el asesoramiento de ingenieros y técnicos venidos de Alemania, tanto de Fermacell como de empresas externas.

El director ha destacado la "implicación y motivación" del equipo humano de la planta de Orejo, trabajadores "casi todos cántabros", procedentes "más de la mitad" de la propia zona de Marina de Cudeyo y alrededores, y muchos de ellos anteriormente en situación de desempleo.

"Esto lo estamos arrancando entre todos, motiva mucho el hecho de ver que las cosas se van consiguiendo, con problemas e incidencias porque obviamente siempre las hay, pero todo se está desarrollando dentro de lo programado y poco a poco vamos evolucionando, el equipo va creciendo, la compañía va cogiendo forma y poco a poco estamos dando un poco de vida a esta nave que era muy grande y estaba muy sola", afirmó.

Según explicó, el departamento de mantenimiento ya está prácticamente organizado, y empiezan a tener ya personas trabajando en las áreas de administración, logística, compras,...

Requisitos de la adjudicación

Milá se ha mostrado convencido de que Fermacell "sobrepasará con creces" los requisitos que tiene que cumplir como adjudicataria concursal de las instalaciones de GFB, entre ellos "inversiones mínimas de cinco millones de euros" en la fábrica o la contratación de 27 trabajadores en los seis primeros meses y otros 20 en los dos años siguientes.

Es más, considera que "en septiembre y si no en octubre" tendrán "más que asumido" el compromiso de 27 personas en plantilla, y en dos años "esperamos haber crecido bastante más" que como para contratar "sólo" a 20 personas más. "Estamos convencidos del éxito del proyecto, no tenemos ninguna duda", subrayó Milá tras destacar además la "tranquilidad" que da formar parte de un grupo empresarial consolidado internacionalmente, con "experiencia" en este tipo de inversiones y con un potencial de crecimiento "elevado".

El director de la fábrica de Orejo se muestra satisfecho porque el plan de trabajo, "ambicioso de por sí", avanza "dentro de los plazos previstos". Ya han solucionado uno de los problemas que les preocupaba, el de la alimentación eléctrica, y "el único tema clave" que les falta por resolver es el de las licencias municipales, que siguen su trámite administrativo por lo que esperan tenerlas "en un plazo de dos o tres semanas".

Milá recalca que el crecimiento de la fábrica irá en función de las ventas y el crecimiento del negocio. Fermacell venderá el 90% de la producción de Orejo en Gran Bretaña, Francia y Escandinavia, mercados que "sí están creciendo", a diferencia, "lamentablemente", del español, al que el grupo alemán no renuncia pese a que "sabemos que es complicado". De hecho, tienen intención de desarrollar una estructura comercial en España para potenciar el crecimiento de las ventas en nuestro país.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1571183/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios