El espectáculo 'Raíces del Ébano' se inspira en cuatro heroínas griegas para abrir la Bienal

El espectáculo 'Raíces del Ébano' se inspira en cuatro heroínas griegas para abrir la Bienal

El Espectáculo 'Raíces del Ébano' se inspira en cuatro heroínas griegas (Antígona, Ariadna, Helena y Medea) que serán encarnadas por la bailadora sevillana Manuela Carrasco para abrir la XVII Bienal de Flamenco de Sevilla, que se celebrará del 3 al 30 de septiembre.

El Espectáculo 'Raíces del Ébano' se inspira en cuatro heroínas griegas (Antígona, Ariadna, Helena y Medea) que serán encarnadas por la bailadora sevillana Manuela Carrasco para abrir la XVII Bienal de Flamenco de Sevilla, que se celebrará del 3 al 30 de septiembre.

Según una nota conjunta de las entidades organizadoras del evento, el espectáculo no será sólo una reivindicación de estas cuatro heroínas, sino también un homenaje a la fuerza de las mujeres.

"Manuela es una bailaora de tierra, su zapateao sale del centro de la tierra y representa todo el desamparo, la rabia, el coraje, la valentía y el orgullo de muchas mujeres ya que su baile es la rebeldía de todas aquellas mujeres que lo único que tenían era la tierra como inspiración, como protección y como amor", ha asegurado la directora del montaje, Pepa Gamboa.

Asimismo, la directora del montaje del espectáculo ha comparado Carrasco con las cuatro heroínas griegas, ya que ha afirmado que "Antígona, Ariadna, Helena y Medea son también cuatro mujeres con fuerza, mujeres de tierra, de poder, que se enfrentan a todo y a todos para luchar por lo que creían y además todas están en el origen de la literatura, en las raíces de los primeros escritos".

El espectáculo, con letras seleccionadas por la propia Gamboa y por Martina Banchetti, no tiene un discurso narrativo, sino que está dividido en cuatro bloques, en cada uno de los cuales habrá guiños para cada heroína griega con un baile diferente.

Así, Antígona estará presente en la seguiriya; Ariadna servirá de inspiración para el taranto; con unas alegrías, se recordará a Helena; y con la soleá se evocará a Medea.

"Las cuatro se asomarán tímidamente al baile de Manuela, aparecerán como fantasmas que se funden con ella para volver a la tierra y para salir de la tierra", señala Gamboa.

Esta inspiración mitológica, no obstante, no significa que Manuela Carrasco renuncie en este espectáculo al flamenco más puro, el motivo por el cual se la conoce como "la Diosa del baile flamenco".

"Nos hemos fijado en estas cuatro heroínas pero esto no nos aleja de la pureza del arte", asegura la también llamada Reina de la Soleá, que tras 45 años sobre los escenarios, ha recibido numerosos reconocimientos, entre los que destacan el Premio Nacional de Danza en 2007 o el título de Hija Predilecta de Andalucía.

En este sentido, el director musical del espectáculo, Joaquín Amador, su guitarrista durante los 34 años que llevan casados, ha afirmado que compone "pensando en ella" ya que para la seguiriya de Antígona, compuso doce minutos de solo de guitarra, con tres cuerdas desafinadas, y Manuela se quedó con seis".

Asimimso, la bailadora sevillana se rodeará sobre el escenario de grandes figuras del flamenco como los cantaores Juanito Villar, Enrique El Extremeño, El Pele y Pansequito, que han sido sus compañeros de viaje en numerosas ocasiones, y que prestarán sus voces al espectáculo ya que cada uno de ellos tendrá un solo.

"Es la primera vez que estoy rodeada de estos cantaores a la vez y eso me va a llena de valor, de ilusión y de vida", asegura la bailaora.

En el espectáculo también participan las cantaoras Samara Carrasco (hija de Manuela y Joaquín), Inma La Carbonera y Toñi Fernández, que tiene espectáculo propio en la Bienal y que actuarán las tres a modo de coro griego sobre el escenario.

Con una escenografía simple, a medio camino entre un templo griego y la puerta del Alcázar, la producción, a cargo de Hugo Pérez, está ultimada y la sala TNT y el Teatro Central sirven desde hace semanas para los ensayos.

Vestuario del espectáculo

La diseñadora sevillana Aurora Gaviño se ha encargado de diseñar los cuatro trajes del espectáculo 'Raíces de ébano', uno por cada cante y heroína, así como los tres del coro, todos ellos elaborados durante los tres últimos meses.

En este sentido, la bailaora se lo propuso y le dio los colores que quería para cada bloque. A partir de ahí, la inspiración y su original creatividad de Gaviño hicieron el resto.

En el primer número, el de Antígona, la bailaora trianera vestirá un traje negro de volantes de caracola realizado con encaje de guipur cuyos bajos toman la forma de las raíces de un árbol. Para encarnar a Ariadna, Manuela Carrasco lucirá una falda y un corpiño de color rojo en satén.

De este modo, el corpiño tiene pedrería y cordonería cosidas a mano y la falda tiene un dibujo con el símbolo del OM y volantes con pañuelos en seda natural colocados de forma irregular.

Para convertirse en Helena, Carrasco se enfundará un vestido blanco de terciopelo con encajes de valensié en beige, blanco y dorado. Y para Medea, Gaviño ha diseñado una espectacular bata de cola color buganvilla hecha con tela Dupoin con adornos de encaje de rebordeé y valensié, con pedrería en la espalda y volantes de encaje de caracola.

De esta manera, la cola del traje mide 2,5 metros de largo por dos metros de ancho y la tela es una seda sintética que realza una enorme cantidad de volantes, tantos que fue necesario elaborar un mapa para colocarlos. "Con esto, ya puedo decir que he vestido a las más grandes del flamenco, cantando Rocío Jurado y bailando Manuela Carrasco", asegura Gaviño.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1570828/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios