Versión impresa

Navarra mantendrá el actual nivel de atención a los inmigrantes irregulares sin recursos y con un año de residencia

Se trata de una fórmula "viable y novedosa", según el Ejecutivo, que "garantiza" la asistencia sanitaria de este colectivo en la comunidad

Las personas inmigrantes en situación irregular que el próximo 1 de septiembre queden excluidas del Sistema Nacional de Salud conforme a la normativa estatal tendrán acceso gratuito a la atención sanitaria pública de Navarra siempre y cuando acrediten al menos un año de residencia en la Comunidad foral, falta de recursos económicos e inexistencia de antecedentes penales.

Así lo ha acordado el Gobierno de Navarra, que ha decidido en su sesión de este miércoles tramitar simultáneamente los dos mecanismos que harán posible esta prestación, según han explicado en rueda de prensa la consejera de Salud, Marta Vera, y el consejero de Políticas Sociales, Jesús Pejenaute, que han comparecido junto al vicepresidente segundo y portavoz del Ejecutivo, Juan Luis Sánchez de Muniáin.

De este modo, por un lado, el Departamento de Salud va a actualizar el decreto foral que desde 1996 establece las tasas de acceso al régimen universal de salud de Navarra para los colectivos excluidos del Sistema Nacional de Salud.

Esta actualización, según ha explicado la consejera Vera, se realizará conforme al criterio establecido por el Gobierno central de crear dos tasas para los menores y mayores de 65 años. No obstante, en Navarra la aportación se ajustará a los costes reales del sistema sanitario foral.

En concreto, las tasas serán de 764,46 euros anuales para las personas entre 18 y 64 años (los menores tienen garantizado el acceso al Sistema Nacional de Salud) y de 2.675,62 euros para las de más edad, frente a los 710,40 euros y 1.864,80 establecidos en el Estado, respectivamente.

Simultáneamente, el Departamento de Políticas Sociales, a través del Servicio de Cooperación Internacional al Desarrollo y Atención a la Inmigración, habilitará una línea de ayudas para sufragar íntegramente las cuotas establecidas por el Servicio Navarro de Salud.

Los requisitos para poder acceder a esta ayuda son ser mayor de 18 años; no tener ingresos superiores al Indicador Público de Renta a Efectos Múltiples (IPREM, fijado en 532,51 euros al mes en 2012); llevar al menos un año empadronado en Navarra (de este requisito están exentas las personas inmigrantes que ya disponen de TIS); y no tener antecedentes penales.

Se contempla, según ha detallado el consejero Pejenaute, un desembolso de 1.684.000 euros para atender a los 2.150 inmigrantes en situación irregular mayores de 18 años (el 1% mayores de 65 años) que, según datos del Observatorio de Atención a la Inmigración de Navarra, residen en la Comunidad foral.

La puesta en marcha de ambas medidas se dilatará probablemente hasta el mes de octubre. Hasta entonces, las personas sin recursos seguirán siendo atendidas en las mismas condiciones que hasta la fecha. A tal fin, el gerente del Servicio Navarro de Salud va a dictar una instrucción a todos los centros de salud y unidades de Navarra.

Una fórmula "viable y novedosa"

En este sentido, Sánchez de Muniáin ha resaltado que mediante esta fórmula "viable y novedosa" el Gobierno de Navarra "garantizará la asistencia sanitaria a los inmigrantes en situación irregular" en el contexto de la atención sanitaria en España. "Esta fórmula se va a asentar entre la colaboración de los departamento de Salud y de Políticas Sociales", ha explicado.

En este sentido, el consejero Pejenaute ha resaltado que el Ejecutivo ha decidido mantener el actual nivel de atención a los inmigrantes irregulares que cumplan una serie de requisitos al entender que "Navarra tiene competencia para ello y porque no vamos a modificar la normativa sanitaria".

"Lo vamos a hacer a través de una ayuda que va directamente a Salud y que servirá para pagar el coste que supone la concesión de la tarjeta de este colectivo", ha explicado el consejero, quien ha detallado que la tarjeta "sólo será válida para la Comunidad foral".

Tramitar una única solicitud

Las personas interesadas en obtener una acreditación y la ayuda económica correspondiente deberán tramitar una única solicitud con un modelo que se establecerá al efecto, petición que deberá presentarse en los centros de salud de residencia de los peticionarios y que los departamentos de Salud y Políticas Sociales gestionarán conjuntamente. La Dirección General de Salud tendrá la competencia de otorgar esta acreditación.

El abono de la cuota, mediante la subvención del Gobierno de Navarra, dará derecho exclusivamente a la atención sanitaria en la Comunidad foral.

Para ello, los inmigrantes dispondrán de una acreditación diferenciada de la que poseen los asegurados o beneficiarios que pertenecen al Sistema Nacional de Salud, credencial que no generará derecho para obtener la Tarjeta Sanitaria Europea.

Niega que no se haya atendido a algunos inmigrantes

Por otro lado, la consejera de Salud, Marta Vera, en referencia a las afirmaciones de algunas ONG que aseguran que ya se había dejado de atender a algunos inmigrantes irregulares, ha señalado que esta información "no es cierta" y que "no se ajusta a lo que está ocurriendo".

"Si alguna persona ha tenido algún problema de asistencia en algún centro sanitario quiero saber quién es, en dónde y en qué circunstancias, porque obviamente desde el Servicio Navarro de Salud no se ha dado ninguna instrucción para que cualquier persona, inmigrante o no, no sea atendida en los centros sanitarios", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Navarra.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1569031/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios