La Policía Municipal de Bilbao hará controles de alcoholemia y drogas durante todos los días de Aste Nagusia

La Policía Municipal de Bilbao hará controles de alcoholemia y drogas durante todos los días de Aste Nagusia

El conductor que se niegue a someterse a las pruebas será castigado con pena de prisión y privación del derecho a conducir

La Policía Municipal de Bilbao, en colaboración con el Gobierno Vasco, llevará a cabo a partir del sábado 18 de agosto y hasta el domingo 26 una nueva campaña de control y concienciación sobre los efectos del consumo de alcohol y drogas en la conducción, coincidiendo con la celebración de Aste Nagusia en la capital vizcaína.

Según ha informado el Ayuntamiento, la iniciativa se inscribe dentro del Plan Especial de Vigilancia y Control definido por el Plan Estratégico de Seguridad Vial de la Comunidad Autónoma del País Vasco, que intensifica la vigilancia en todo tipo de vías y muy especialmente en aquellos puntos más transitados de la red viaria (vías urbanas e interurbanas) con el objetivo de prevenir uno de los factores con más riesgo y que produce casi el 30 por ciento de las víctimas mortales por accidente de tráfico.

A lo largo de la campaña desarrollada el pasado año en estas mismas fechas, la Policía Municipal realizó 155 pruebas de alcohol y drogas en un total de nueve controles preventivos. De estas pruebas, únicamente un conductor dio positivo. En cuanto a las pruebas de detección de consumo de estupefacientes, de las ocho realizadas dos de ellas dieron positivo.

Consecuencias penales

Aquellos conductores que circulen con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro serán detenidos y sancionados y se les restarán puntos del carnet de conducir. La conducción de vehículos habiendo ingerido bebidas alcohólicas con tasas superiores a lo establecidas o bajo los efectos de drogas está considerado como infracción muy grave, pudiéndose establecer multas de 300 a 600 euros o la suspensión del permiso para conducir por un periodo de hasta tres meses.

Además, el conductor que se niegue a someterse a las pruebas para la comprobación de las tasas de alcoholemia y sustancias psicotrópicas será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir vehículos a motor por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

Retirada de puntos

Para tasas de más de 0,50 miligramos por litro de aire espirado para conductores en general o más de 0,30 miligramos por litro para conductores profesionales y titulares de permisos de conducción con menos de dos años de antigüedad, se restarán seis puntos del carnet de conducir.

Asimismo, para tasas superiores a 0,25 y hasta 0,50 se restarán cuatro puntos. También se penalizará con la retirada de seis puntos a aquellos conductores que no cumplan con la obligación de someterse a las pruebas de alcoholemia requerido por un agente.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1565601/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios