Versión impresa

La promiscuidad de las hembras de algunas especies hace que mejore la calidad del semen de sus machos

Las claves:
  • Incrementa el tamaño, la cantidad y velocidad de los espermatozoides.
  • El estudio ha sido realizado con cuatro especies de ratones por científicos españoles.

Científicos españoles han comprobado que la promiscuidad con que se aparean las hembras de algunas especies animales provoca una competencia del esperma de los machos y que ello redunda en una mayor calidad del semen.

La promiscuidad en las hembras provoca una competencia del esperma que redunda en una mayor calidad del semen
Esa promiscuidad de las hembras provoca un incremento del tamaño, de la cantidad y de la velocidad de natación de los espermatozoides, con lo que aumentan las posibilidades de ganar la carrera por la fecundación.

El estudio, realizado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y cuyas conclusiones se publican en el último número de la revista PNAS, analizó la calidad del semen de cuatro especies de ratones con distintos niveles de competencia espermática.

Según el investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid y director del trabajo, Eduardo Roldán, al comparar las cuatro especies de ratones descubrieron que cuando los espermatozoides tienen que competir con los de machos rivales, una mayor proporción de ellos se capacitan para fecundar el óvulo.

En las especies con menos competencia, la capacitación ronda el 30%; en otros puede elevarse al 60%
En las especies con menos competencia, la capacitación ronda el treinta por ciento, y entre las que existe una mayor competencia ese porcentaje se eleva al sesenta por ciento, según la información facilitada por el CSIC.

El estudio evidencia además que la competición espermática no acaba cuando los espermatozoides alcanzan el óvulo, sino que está muy relacionada con la reacción de aquellos a las señales emitidas por el óvulo, estimulada por la progesterona.

Según Eduardo Roldán, para que el espermatozoide penetre en el óvulo y la fecundación culmine con éxito, es necesario que, provocado por la progesterona, libere una serie de enzimas, y que esos cambios se realicen de forma sincronizada.

Medición de respuestas

Para probar si el espermatozoide respondía de manera eficiente a las señales del óvulo, los científicos midieron la respuesta al estímulo con progesterona.

Los espermatozoides de las cuatro especies analizadas fueron incubados hasta que alcanzaron el momento de máxima capacitación, y entonces fueron expuestos a la progesterona.

Un exceso de espermatozoides competitivos puede afectar negativamente a la fertilidad de las hembras
El estudio, según Roldán, mostró que cuanto mayor eran los niveles de competencia espermática, mayor era la sensibilidad a la progesterona, y que por lo tanto cuando los espermatozoides de diferentes machos compiten por fecundar el óvulo son más sensibles a la señales emitidas por el óvulo y responden con mayor eficacia.

Los autores plantean asimismo en el artículo que la competición espermática en las especies sexualmente promiscuas puede causar problemas en la fertilidad de las hembras, ya que un exceso de espermatozoides competitivos puede aumentar el riesgo de polispermia (entrada de más de un espermatozoide en el óvulo) y provocar el desarrollo de embriones no viables.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/153477/0/promiscuidad/semen/machos/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios