Israel bombardea un bunker en el sur de Líbano

Una mujer libanesa llora delante de un camión destruido en Hadath, al sureste de Beirut
Una mujer libanesa llora delante de un camión destruido en Hadath, al sureste de Beirut (Efe) (Mohammed Messara/Efe)
Las claves:
  • Descarga 23 toneladas de bombas en busca de dirigentes de Hezbolá.
  • Antes bombardeó el barrio cristiano en el centro de Beirut.
  • Por primera vez se registran enfrentamientos armados en la frontera.
  • El número de muertos en Líbano desde que comenzó la ofensiva supera los 300.

Las fuerzas aéreas israelíes lanzaron esta madrugada 23 toneladas de explosivos contra un búnker al sur de Beirut en el que sospechan se esconden dirigentes de la organización chií libanesa Hezbolá, informaron fuentes militares israelíes.

Según las fuentes, al menos 20 aviones de las fuerzas aéreas israelíes participaron en el ataque contra el búnker en el campo de refugiados palestinos Burch al Barachne, al sur de Beirut y en el que viven más de 20.000 personas.

Se trata de un agresión destinada a matar a los dirigentes de Hezbolá, no obstante el Ejército israelí no pudo confirmar si han sido alcanzados ni sí su máximo líder, Hasan Nasrala, se encuentra entre ellos.

Al menos 62 libaneses murieron ayer en ataques aéreos israelíes contra, entre otros objetivos, negocios y organizaciones vinculados a Hizbulá, con lo que el número de muertos en la agresión israelí contra Líbano ya supera los 300, la mayoría de ellos civiles.

Ataques en "zona segura"

El impacto de un proyectil israelí contra un camión perforador en el barrio cristiano de Ashrafiyeh, en el este de Beirut, quebró esta noche la calma en esta parte de la ciudad y atemorizó a los habitantes que aún se consideraban en zona segura.

Porque Beirut, aunque ha recibido el impacto de innumerables proyectiles israelíes, tenía dos zonas bien diferenciadas: el sur, poblado sobre todo por árabes chiíes, donde caían las bombas, y los barrios en los que las explosiones sólo se oían o se veían por la televisión.

El miércoles, tras esta explosión, que produjo daños materiales, la policía recibió decenas de llamadas de ciudadanos preocupados al observar algún camión cerca de sus viviendas, por miedo a un ataque como el registrado esta mañana.

Mientras, en los castigados barrios del sur, casas y calles están vacías, incluidos los pequeños comercios instalados en las plantas bajas de los edificios.

En esa zona la policía tiene una presencia meramente testimonial ya que el control de la seguridad y de los accesos está en manos de los milicianos de Hezbolá, vestidos de negro y bien armados, cuya organización también se encargaba de la gestión de múltiples colegios, hospitales y centros caritativos.

El resto de la ciudad, en especial los lujosos barrios del centro y de las montañas que rodean por el este Beirut, apenas han sufrido la violencia de los misiles israelíes.

55 civiles muertos

Un total de 55 civiles murió en las últimas horas en el Líbano, según el ministro libanés de Economía, en la jornada más violenta desde que comenzó la ofensiva israelí, hace siete días, y en la que por primera vez se registran enfrentamientos armados en la frontera.

Líbano estima que un total de 280 personas han perdido la vida en la última semana por fuego israelí.

Dura lucha en Aitarún

La milicia chií y el Ejército israelí luchan en Aitarún, en el extremo sur del Líbano, donde dos soldados israelíes han muerto, otros tres han resultado heridos de mediana gravedad y siete, levemente.

Durante este enfrentamiento, un combatiente libanés ha muerto.

Hezbolá ha alcanzado con misiles la principal base militar del norte de Israel

Los choques fronterizos, que llegan tras una breve incursión israelí en territorio libanés para efectuar "ataques selectivos y precisos", suponen un cambio importante en el desarrollo del conflicto, hasta ahora limitado a los bombardeos de Israel y al lanzamiento de cohetes de Hezbolá.

El ataque más mortífero, en Srifa

Estas fuentes, citadas por "La Voz del Líbano libre", señalaron que el ataque más mortífero en Líbano tuvo lugar en Srifa, a unos 30 kilómetros de Tiro, donde han perdido la vida 21 personas y cerca de treinta están heridas.

Bombardeado un edificio de Hezbolá al sur del país

En Sala, en el valle oriental de la Bekaa, fue bombardeado un edificio de las obras sociales de Hezbolá, con el resultado de cinco muertos.

En Sultan Ayub (sur), el blanco elegido fue un campamento del Frente Popular para la Liberación de Palestina, en el que una persona resultó muerta y dos heridas.

Otros bombardeos tuvieron como blanco Gaziyeh (sur), con un muerto, y Ermesh (Bekaa), con otra víctima mortal.

Tres civiles mueren en Nazaret

El medio "Al Manar" informó de que los milicianos de Hezbolá "como réplica a los continuos ataques de las tropas sionistas contra civiles libaneses" han alcanzado con misiles la principal base militar del norte de Israel, que aún no ha confirmado este extremo.

Entre cinco y seis cohetes cayeron hoy sobre la ciudad septentrional israelí de Haifa, sin que por el momento se tenga noticias sobre víctimas o daños materiales, informaron fuentes del ayuntamiento de la ciudad.

Además, tres civiles israelíes habrían muertos, entre ellos dos niños, y dos habrían resultado heridos de gravedad en un ataque de cohetes 'Katiusha' contra un edificio situado en el barrio árabe de Nazaret, según el Canal 10 de la televisión israelí.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/142611/0/muertos/bombardeos/libano/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios