Versión impresa

Inbiotec (León) desarrolla un proyecto europeo que permite ahorrar 600.000 millones anuales en mantener infraestructuras

El Instituto de Biotecnología de León (Inbiotec) aplica su nueva estrategia de I+D+i en un proyecto europeo denominado Biocorin (Nuevos biorrecubrimientos para inhibir la corrosión en superficies metálicas) que podría suponer el ahorro de 600.000 millones de euros al año en mantenimiento de infraestructuras.

El Instituto de Biotecnología de León (Inbiotec) aplica su nueva estrategia de I+D+i en un proyecto europeo denominado Biocorin (Nuevos biorrecubrimientos para inhibir la corrosión en superficies metálicas) que podría suponer el ahorro de 600.000 millones de euros al año en mantenimiento de infraestructuras.

Nueve socios europeos, entre los cuales se incluye Inbiotec, trabajan desde el pasado mes de marzo en dicho proyecto, coordinado por Acciona Infraestructuras S.A., para prevenir la corrosión de las estructuras metálicas. En él se aplicarán alternativas más sostenibles desde los puntos de vista económico y medioambiental respecto a las actuales tecnologías.

Según ha explicado el director Científico de Inbiotec, Rafael Balaña, la iniciativa, que se extenderá hasta finales de 2015, está subvencionada por la Unión Europea dentro del VII Programa Marco (FP7-Environment) y cuenta con un presupuesto de cuatro millones de euros, de los cuales 489.000 euros corresponden al Instituto de Biotecnología de León.

De este modo, Inbiotec proyecta a nivel europeo su nueva estrategia de investigación, orientada a la innovación industrial, para lo que se apoya en un equipo multidisciplinar con dilatada experiencia en proyectos europeos de investigación y desarrollo en las áreas de Medio Ambiente, Procesos Industriales y Análisis Químicos.

Rafael Balaña ha precisado que en el ámbito mundial el problema de la corrosión supone un gasto de unos 1,32 billones de euros anuales, lo que supone entre el tres y el cuatro por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de los países industrializados.

Entre los diferentes tipos de corrosión se encuentra la causada por ciertos microorganismos que se adhieren a las superficies metálicas y crean una biopelícula que llega a corroerlos. Estos microoganismos están implicados en, al menos, el diez por ciento de los problemas de corrosión de las estructuras metálicas y llegan hasta el 50 por ciento en el caso de tuberías subterráneas.

Soluciones actuales

Las soluciones actuales contra la corrosión resultan poco respetuosas con el medio ambiente y la necesidad de fórmulas más ecológicas para cumplir con la legislación europea de productos biocidas ha provocado una demanda urgente y creciente de las mismas.

No obstante, hasta el momento todas las soluciones ecológicas planteadas tienen un bajo rendimiento y durabilidad, motivo por el cual no resultan económicamente sostenibles, según ha señalado el investigador responsable del proyecto Biocorin, Ricardo Vicente Ullán.

En este sentido, ha manifestado que el objetivo principal del proyecto Biocorin es el desarrollo de una solución biotecnológica, innovadora y respetuosa con el medio ambiente para inhibir la corrosión microbiana de las superficies metálicas.

Integración de microorganismos

Esto se pretende conseguir a través de la integración de microorganismos en un recubrimiento que se aplicará en las estructuras marinas y terrestres de ingeniería civil como viaductos, conducciones de aguas residuales y sanitarias, oleoductos, instalaciones portuarias, aeropuertos y ferrocarriles.

El impacto económico de la tecnología desarrollada en el proyecto podría significar el ahorro de unos 600.000 millones de euros en el mantenimiento de dichas estructuras.

El papel de Inbiotec es "fundamental" en este proyecto y consiste en la identificación y posterior producción de microorganismos con propiedades anticorrosivas. Dichos microorganismos se aplicarán mediante recubrimientos de las superficies metálicas para protegerlas del deterioro.

Entre los nueve socios que participan en Biocorin se incluyen empresas directamente interesadas en la aplicación de los resultados que se obtengan, una universidad y centros de investigación de varios países europeos. Dichos socios son, además de los españoles Acciona e Inbiotec, Tubaf, de Alemania; Bioprosperity, de Grecia; Stress, Gruppo C.S.A. y Girardi, de Italia; IFB d.o.o., de Eslovenia y VLCI de Holanda.

Consulta aquí más noticias de León.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1378323/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios