PUBLIRREPORTAJE
Rafael Ansón, presidente de la Academia Iberoamericana de Gastronomía.

“Mérida es una ciudad maravillosa con unas connotaciones históricas extraordinarias”

  • La ciudad ostenta en 2016 el reconocimiento de Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica y pone en valor productos que convierten a Extremadura en un destino cultural y gastronómico imprescindible.

La vinculación histórica con Iberoamérica, su pasado romano y la materia prima tan extraordinaria que sale de las entrañas de Extremadura, le han dado a Mérida el título de Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica 2016, recogiendo el testigo de este honor culinario de Guanajuato (México). El presidente de la Academia Iberoamericana de la Cultura Gastronómica, Rafael Ansón, nos explica qué significa esta distición que va más allá de los fogones.

¿De qué se encarga la Academia Iberoamericana de Gastronomía?
Principalmente, de elegir una ciudad para que sea Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica y apoyarla con el fin de conseguir que la respalden las diferentes instituciones y autoridades. No obstante, desde la Academia también se proponen proyectos como el Congreso Internacional de Visión Global de la Gastronomía o la primera edición de la Feria Iberoamericana de Gastronomía (FIBEGA). Además, tenemos prevista una reunión de Primeras Damas para crear el Distrito Internacional de la Lucha Contra la Malnutrición y la Obesidad Infantil.

¿Qué países forman la Academia?
Comenzamos con México, Brasil, Argentina, Colombia, Chile, Perú, Portugal y España. Recientemente, se han incorporado Venezuela, Cuba, Panamá y República Dominicana y para más adelante contaremos con Paraguay y Costa Rica.

¿Cuál es el fin de crear una gastro marca Iberoamérica?
Que haya una proyección global de los 22 países de la Academia Iberoamericana y luego que cada región explique cuál es su oferta gastronómica.

¿Qué significa ser Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica?
Se trata de destacar durante un año una ciudad para que sea escaparate o proyección de la gastronomía iberoamericana. Fue algo que decidimos hace cinco años en Sevilla tomando un poco como referente la idea de la Capital Europea de la Cultura. No se trata de promocionar una ciudad en sí misma sino de que la ciudad se convierta en Capital Iberoamericana y difundir la maravilla de materia prima que tienen allí. Productos como las patatas, los pimientos, el chocolate, el café… son iberoamericanos y sin ellos no se concibe nada hoy día.

Pero, ¿qué es exactamente la cultura gastronómica?
La mayoría cree que la gastronomía sólo es cocina, pero se equivocan. También es nutrición, salud, solidaridad, sostenibilidad, disfrutar con los cinco sentidos, el entorno, la compañía… En definitiva: comer es mucho más importante que lo que te ponen en el plato. Se trata de abarcar todos los aspectos de la gastronomía como una parte esencial de la cultura. Hasta el punto de que cuando en España se pregunta cuál es el sector más importante ahora mismo en términos de creatividad, queda en primer lugar la cultura y luego la moda. Y no sólo eso: el sector cultural con mayor proyección internacional es la gastronomía seguido de la arquitectura.

¿Qué requisitos hay que cumplir para recibir esta distinción?
Primero constituir una capital cultural y eso significa que aparte de la gastronomía haya más cosas. Historia, museos, arte… y un sitio desde el cuál se pueda irradiar el tema de la Cultura Gastronómica. Que históricamente hayan sido lugares en los que hubo encuentros de culturas con una proyección histórica única.

¿Por qué se escogió Mérida?
Desde el punto de vista cultural es una ciudad maravillosa que cuenta con unas connotaciones históricas extraordinarias. La materia primera también es fabulosa: las mejores carnes, unas recetas tradicionales maravillosas, en Extremadura hay muy buenos vinos…  En definitiva, no sólo se puede comer realmente bien sino que además dispone de unas infraestructuras muy buenas.  

Plato elaborado en un restaurante de Mérida.

¿Cuál será la próxima Capitalidad?
Buenos Aires en 2017 y después São Paulo. De Buenos Aires podemos decir que es el París de América, una capital cultural ya en sí misma. Allí existe la posibilidad de difundir un tipo de cocina y gastronomía que se apoya básicamente en la materia prima.

Hábleme de FIBEGA. ¿Qué es?
La Feria Iberoamericana de Gastronomía, que se celebrará del 20 al 22 de noviembre en Mérida, y será el primer encuentro mundial de empresas iberoamericanas que trabajan en el entorno de la gastronomía. Habrá stands de las diferentes regiones dónde cada una podrá presumir de su materia prima. Previamente, tendrá lugar el primer Congreso Internacional de la Visión Global de la Gastronomía para explicar lo que significa la gastronomía en el siglo XXI.

También habrá actividades.
Claro. Desde actividades culturales, pasando por un show cooking hasta eventos de todo tipo que permitan la máxima difusión de FIBEGA tanto en Iberoamérica como en el resto del mundo.


MÁS INFORMACIÓN.