PUBLIRREPORTAJE

Las apuestas cruzadas, de vuelta en España

  • Vuelven a España las apuestas cruzadas o apuestas de intercambio, una modalidad con gran éxito entre los apostantes.

Las apuestas cruzadas son aquellas en las que la casa de apuestas hace de intermediario entre los apostantes. Es decir, los usuarios no juegan contra la casa, como ocurre tradicionalmente, sino que lo hacen contra otros usuarios. La casa de apuestas saca beneficio a partir de comisiones que cobra en las apuestas ganadoras. En esta página es posible encontrar más información sobre los diferentes tipos de apuestas que existen o las casas más importantes que operan en España.

Hace unos meses, la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) anunció la lista de operadores con licencia para ofrecer apuestas cruzadas en España. Este tipo de juego estaba prohibido en el país hasta ese momento, cuando se produjo el regreso de una modalidad que muchos reclamaban desde hacía  tiempo.

La casa de apuestas de intercambio más popular es Betfair, que se vio obligada a adaptarse al nuevo marco legal cuando este tipo de apuestas dejaron de estar permitidas en España. Ahora, en 2015, Betfair vuelve a respirar tranquilo porque puede volver a ofrecer a sus clientes esta popular forma de reto.

Gracias a esta modalidad, Betfair fue protagonista en septiembre de 2012, cuando se disputó la final del torneo del US Open entre dos de los mejores tenistas del mundo, Novak Djokovic y Andy Murray. El evento movió nada más y nada menos que 60 millones de libras, solo en apuestas cruzadas.

¿Por qué son tan populares las apuestas cruzadas?
¿Pero por qué les atrae tanto a los apostantes esta modalidad de juego? Para empezar, no hay restricciones de ningún tipo, es decir, los usuarios pueden apostar tanto dinero como quieran y no corren peligro de ser bloqueados por acumular altas ganancias, como sucede en las apuestas tradicionales.

Además, al apostar contra otros usuarios que han hecho un pronóstico diferente al suyo, si se elige una buena estrategia, hay más opciones de obtener mayores ganancias. Y por la seguridad no es necesario preocuparse, porque los depósitos de las casas de apuestas de intercambio están completamente garantizados.

Un hándicap de las apuestas tradicionales frente a las cruzadas es que, para jugar directo, los precios que se actualizan durante el desarrollo de un evento tienen cuotas peores.

¿Qué desventajas tienen las apuestas de intercambio? La principal es que las comisiones en algunas casas son algo elevadas. En Betfair, los usuarios abonan un 5% de comisión por sus apuestas ganadoras, de modo que acumular beneficios de envergadura a largo plazo es más complejo.

Asimismo, los profesionales que trabajan en casas como Betfair conocen bastante bien los métodos y técnicas que emplean los apostantes más curtidos en la materia, así que es prácticamente imposible encontrar una grieta en sus precios.