PUBLIRREPORTAJE

Aprender a andar en bici: los primeros pasos

  • A pesar del paso de los años, la bici sigue siendo uno de los entretenimientos preferidos de los niños. Aprender a andar en bici es una experiencia inolvidable, a continuación daremos unos consejos para ayudar a los peques a andar en bici.

A la hora de escoger la bici con la que el pequeño va a aprender, lo más importante es conocer la altura del niño y elegir la bici en función de la misma. No podemos asignar un tamaño de bici según la edad ya que hay niños que crecen más rápido que otros. Dependiendo de las distintas marcas de bicis puede que exista alguna pequeña variación con los tamaños.

Tomando como referencia las bicicletas BTWIN, de Decathlon, podríamos hacer la siguiente clasificación:

*Bicis de Iniciación: Estas bicis vienen referenciadas para una altura entre 80 y 90cm, son bicis sin pedales, con estas bicis los niños aprenden a mantener el equilibrio, a mover la dirección e incluso a frenar, como es el caso del Runride.

*Bicis evolutivas: Es el caso de la Woony una bici de 12” que va referenciada para una altura de entre 90 y 105cm. Es una bici sin pedales a la que se le puede acoplar una caja pedalier. En el momento que el niño se adapta a la bici y la domina, se pasa a la segunda fase acoplándole los pedales y por lo tanto están pensadas para que no se utilicen ruedines. A los niños les resulta mucho más sencillo ya que no tiene que afrontar un nuevo periodo de adaptación o cambio de tamaño para empezar a pedalear.

*Bicis de 14”: Este es el tamaño con el que más niños aprenden a andar en bici. Referenciado para alturas entre 90 y 105cm es una bici con el mismo mecanismo de trasmisión que la de un adulto: cadena y piñón libre.

*Bicis de 16”: La referencia de altura para estas bicis esta entre 105 y 120cm. Sería ideal que antes de dar el cambio al siguiente tamaño el niño supiera andar por sí solo y sin ruedines.

*Bicis de 20”: Es el primer tamaño de bici que incorpora cambios. Lon cambios son de fácil funcionamiento y muy sencillos con 5 ó 6 velocidades. La altura ideal para estas bicis estará entre 120 y 135cm.

*Bicis de 24”: Es el tamaño anterior a la bici de adulto por eso son bicis prácticamente iguales, tallan desde 135 hasta 150cm.

Elige tu bicicleta aquí.

Tipos de bici
A la hora de escoger la bici es muy importante buscar la talla adecuada. Una bici a un niño puede durarle entre dos y tres años, si escogemos una bici grande “para que le dure más tiempo” le costará más moverla, será más pesada y más difícil de manejar y esto se convertirá en una dificultad añadida a la hora de aprender.

Seguridad
El casco es algo imprescindible para aprender a andar en bici. Hoy en día es obligatorio para los menores de 16 años, pero recordad que el motivo principal es la seguridad. El casco es un elemento necesario cuando montamos en bici y tendremos que llevarlo bien ajustado.

Las rodilleras, coderas y los guantes, son otros elementos de seguridad que nos protegerán de posibles caídas y siempre le darán al niño una mayor confianza. Buscad un sitio tranquilo, amplio, llano, bien pavimentado y por supuesto cerrado al tráfico.

Dar el paso
Si el niño ha tenido un buen periodo de adaptación, pedalea bien y domina la bici, podemos ir pensando en quitarle los ruedines. Lo primero que tendremos que conseguir es convencerlo y darle ganas utilizando un poco de “psicología” proponiéndoselo como un juego y nunca forzándolo o metiéndole presión. Si es el niño el que os propone esto es la señal más evidente de que está preparado. Cada niño tiene su ritmo, como cuando empiezan a caminar, a unos les costará más y a otros menos.

Existen ruedines ajustables en altura, podemos subirles la altura o simplemente quitar uno. Los niños suelen mirar hacia abajo por eso es clave decirles que mantenga la mirada al frente.

Un pequeño truco para cuando les quitéis los ruedines es bajar un poco la altura del sillín para que lleguen perfectamente al suelo, esto les da mucha confianza y les ayuda a acabar de soltarse.

TrainingBar
Otro método es quitarle los dos ruedines, sujetarlo por el sillín e ir acompañándolo hasta que mantenga el equilibrio. Es una forma efectiva pero requiere paciencia y en ocasiones la postura que nos obliga a llevar es bastante forzada. Los TrainingBar son unas barras que se acoplan a la bici para que podamos enseñarlos de este modo de una forma fácil y cómoda.

Andar en bici puede aportar muchos beneficios para el desarrollo de los más pequeños: ejercitan las piernas y los músculos del abdomen, fortalecen el corazón, les abre el apetito, les ayuda a dormir, aumenta su autoestima y su capacidad de atención etc.

¡A pedalear!

Más información en el blog de ciclismo.

Por Eduardo González
 
Vendedor sección de ciclismo de Decathlon Gijón.