Análisis

España huye del cartel de favorito, pero si hay un candidato claro a la medalla de oro en Lituania, ése es el combinado que dirige Sergio Scariolo. Con un equipo plagado de estrellas (los hermanos Gasol, Ibaka, Navarro, Rudy, Calderón…) y con el objetivo de ganarse un billete para los JJ.OO. de Londres, será difícil que la selección española repita los errores que el año pasado le condenaron a la sexta plaza en el Mundial de Turquía. España, que defiende el cetro continental logrado en 2009, puede presumir de tener el mejor juego interior de Europa, además de tiradores de altísimo nivel, por lo que no se adivinan fisuras en un equipo acostumbrado a afrontar retos de envergadura. Sin embargo, no será fácil su camino a la gloria. En la primera fase le esperan, entre otras, la subcampeona mundial (Turquía) y la anfitriona (Lituania). Si todo sigue el guión previsto, en la segunda fase se vería las caras con su verdugo en el pasado Mundial -Serbia-, y dos de estos tres combinados: la poderosa selección de Francia (plagada de jugadores de la NBA), la renovada Italia y la Alemania de Dirk Nowitzki. De ahí en adelante, licencia para soñar.

Plantilla

PIVOT

Pau Gasol

Número 4
Altura 2,15 m
Equipo Los Angeles Lakers

El mejor jugador español de todos los tiempos es el faro de la selección. Regresa tras su ausencia en el Mundial de Turquía, en el que España le echó de menos y cayó en cuartos de final. Tras una temporada convulsa en los Lakers, cerrrada de forma frustrante con derrota en los playoffs ante Dallas, querrá acallar las críticas y demostrar que es el pívot más determinante de Europa.

ESCOLTA

Rudy Fernández

Número 5
Altura 1,96 m
Equipo Dallas Mavericks

La selección es un bálsamo para Rudy desde que se marchó a la NBA. Otro año discreto en los Blazers no puede ocultar el enorme talento de un jugador llamado a ser un referente del equipo nacional en los próximos años. Buen tirador y con físico para hacer sufrir a sus defensores, el flamante fichaje de Dallas Mavericks -en la agenda del Real Madrid- será uno de los pilares de la selección.

BASE

Ricky Rubio

Número 6
Altura 1,90 m
Equipo Minnesota T-Wolves

Tras decidirse a dar el salto a la NBA, Ricky Rubio llega con urgencias al Eurobasket. Su temporada ha sido decepcionante y se habla de un parón en su evolución. Si aparca las dudas, volverá a ser ese base rápido e imaginativo que enamoró en los JJ.OO. Brillante en defensa y dirección de jurgo, su tiro sigue ofreciendo dudas.

ESCOLTA

J.Carlos Navarro

Número 7
Altura 1,91 m
Equipo FC Barcelona

Su muñeca es uno de los mejores avalaes de la selección española. 'La Bomba' ha sido clave en la bacanal de títulos del Barcelona esta temporada, a la que quiere poner el broche con el entorchado continental. Rápido y letal, cuando está en racha es indefendible, porque es capaz de anotar casi desde cualquier posición.

BASE

José M. Calderón

Número 8
Altura 1,90 m
Equipo Toronto Raptors

Las lesiones han lastrado su carrera en los últimos años, en los que no ha exhibido su verdadero nivel llevando el timón de los Toronto Raptors. La selección es el escaparate perfecto para desquitarse. Notable en el tiro y en defensa, su gran virtud, sin embargo, es su excelente dirección de juego. Será la prolongación de Scariolo en la pista.

PIVOT

Felipe Reyes

Número 9
Altura 2,04 m
Equipo Real Madrid

Ya no es el pívot dominador de años atrás, pero sigue siendo un fijo en la selección. Felipe Reyes ha perdido vigor físico y su rol no será tan importante. Su carácter, capacidad reboteadora y ese tiro de media/larga distancia que ha desarrollado en los últimos años deben valer para dar descanso de calidad a los hermanos Gasol.

ALA-PIVOT

Víctor Claver

Número 10
Altura 2,05 m
Equipo Valencia

Su irrupción en el baloncesto español fue asombrosa, pero su evolución ha ido más lenta de lo esperado. La pasada temporada dio un paso adelante en el Valencia y ahora debe refrendar ese progreso en la selección. Buena mano y buenos movimientos para un jugador de su envergadura.

ALERO

F. San Emeterio

Número 11
Altura 1,98 m
Equipo Caja Laboral

El mejor jugador de la última Liga ACB será el comodín de la selección. Bueno en todo -tiro, defensa, rebote...-, San Emeterio aportará criterio, solvencia y calidad en cada uno de los segundos que Scariolo le mantenga en pista, como ha demostrado en los partidos de preparación.

ESCOLTA

Sergio Llull

Número 12
Altura 1,92 m
Equipo Real Madrid

Explosivo y buen tirador, el proyecto de base ha mutado en un escolta de plenas garantías. Sergio Llull debe liderar a la selección en el futuro, pero ya tiene muchas cosas que aportar. Por su intensidad en defensa y ataque, será un complemento de lujo para Navarro y Rudy, y puede ser una solución de emergencia como base.

PIVOT

Marc Gasol

Número 13
Altura 2,13 m
Equipo Memphis Grizzlies

Tras un año sobresaliente en Memphis, Marc Gasol ya no es sólo el hermano pequeño de Pau, ahora es uno de los pívots más cotizados de la NBA. Junto a Pau, debe formar la pareja interior más poderosa del torneo. Rebotes, buena lectura del juego, intensidad defensiva y capacidad de jugar de espaldas al aro. Lo tiene todo para reinar en Europa.

PIVOT

Serge Ibaka

Número 14
Altura 2,08 m
Equipo Oklahoma C. Thunder

Formado en Manresa y nacionalizado de urgencia, el congoleño Serge Ibaka se estrenará con la selección española en el Eurobasket, para completar una nómina de pívots que no tiene comparación en el baloncesto continental. Una roca en defensa, buen reboteador y excelente taponador, su capacidad de intimidación ha admirado en la NBA.

BASE

Víctor Sada

Número 15
Altura 1,91 m
Equipo FC Barcelona

Un final de Liga ACB extraordinario, en el que eclipsó a Ricky Rubio, le ha valido al base azulgrana Víctor Sada su primera convocatoria para un gran torneo con la selección española, tras ganarle la partida a Carlos Suárez. Ha mejorado su tiro exterior, aunque sigue sin ser una de sus grandes virtudes. Luce en defensa y en capacidad reboteadora.

ENTRENADOR

Sergio Scariolo

No pocas críticas arreciaron contra José Luis Sáez, Presidente de la Federación, cuando anunció el nombre del sustituto de Aíto García Reneses al frente de la selección. El elegido era el italiano Sergio Scariolo, entonces técnico del Khimki ruso. El no ser un entrenador de nacionalidad española y tener que compaginar el banquillo de la selección con el del equipo moscovita, no gustó a los críticos, que hubieran preferido la continuidad de Aíto tras ganar la medalla de plata en los JJ.OO. de Pekín. Sin embargo, Sáez tenía clara su apuesta por un técnico que conocía a pies juntillas los entresijos del baloncesto nacional, no en vano ha desarrollado la parte más importante de su carrera en la ACB (TAU, Real Madrid y Unicaja). El primer torneo con Scariolo al frente del combinado español se saldó con el oro en el Eurobasket 2009, en un campeonato en el que la selección arrancó con dudas y terminó como un ciclón. Menos brillante fue la actuación en el Mundial del año pasado, en Turquía. Huérfano de sus estrellas -Gasol y Calderón-, Scariolo no dio con la tecla y la selección se quedó fuera de la lucha por los metales. Un año más tarde, el técnico italiano se juega algo más que una medalla en Lituania. Con un equipo asombroso, si no conduce a la selección al podio habrá aroma de decepción y será muy difícil que siga en el banquillo para los JJ.OO. de Londres, su gran meta.