Baleares

El desgaste del bipartidismo puede hacer depender de pactos el gobierno de las Islas

El presidente electo de Baleares, José Ramón Bauzá, junto al presidente del PP, Mariano Rajoy El presidente electo de Baleares, José Ramón Bauzá, junto al presidente del PP, Mariano Rajoy. (EFE)
  • Según las encuestas, el PP seguiría siendo la fuerza más votada, aunque, al igual que el PSOE, perdería mucho apoyo.
  • La composición del Parlament puede cambiar radicalmente con la previsible entrada de Podemos, Ciudadanos y PI.
Miguel Máiquez

En las elecciones autonómicas celebradas el 22 de mayo de 2011, el Partido Popular ganó con mayoría absoluta en Baleares, y desplazó del Gobierno autonómico a la coalición formada por el PSOE, el Bloc y UM. Lo hizo de la mano de José Ramón Bauza Díaz, quien había prescindido en su equipo de todos los colaboradores del expresidente Jaume Matas (PP), y no llevaba en sus listas a ningún imputado. El PP logró 35 escaños; el PSOE, 19; y la plataforma nacionalista PSM-Entesa, 5. Bauza fue investido presidente.

Baleares

Baleares
  • Población: 1.103.442
  • Escaños: 59
  • PP 35; PSOE 19; PSM-Entesa 5FAC 16; PSOE 15; PP 10; IU-V 4
  • Presidente: José Ramón Bauzá (PP)
Según los sondeos, los nuevos partidos toman fuerza de cara a las elecciones

El actual jefe del Ejecutivo regional vuelve a presentarse como candidato por el PP en los comicios del próximo 24 de mayo. En su candidatura, Bauza ha incluido a la mayoría de los actuales miembros de su gobierno. Solo se han quedado fuera tres consejeros: Joaquín García, Martí Sansaloni y Jaime Martínez. También concurre en la lista la directora de la Abogacía de la Comunidad, Antònia Perelló.

La candidatura socialista está encabezada por Francina Armengol, secretaria general del PSIB-PSOE. Armengol, que se impuso en las primarias del partido a Aina Calvo con el 54,58% de los votos, lidera una lista renovada con Andreu Alcover como número dos, y en la que figuran asimismo Martí March, Iago Negueruela, Silvia Cano, Mercedes Garrido y Rosario Sánchez.

La coalición Més per Mallorca (MÉS), integrada por Partit Socialista de Mallorca, Entesa per Mallorca y Esquerra Republicana de Catalunya (partidos que conforman PSM-Entesa-ERC), junto con Iniciativa Verds, concurre a las elecciones con el actual portavoz de su grupo parlamentario, Biel Barceló. Su elección se produjo el pasado mes de noviembre, en unas primarias que provocaron un enfrentamiento con ERC, cuyo líder, Joan Lladó, fue apartado de la dirección de MÉS.

Podemos, Ciutadans y Guanyem

Como candidato de Podemos fue elegido el secretario general de esta formación, Alberto Jarabo, quien fue el único aspirante a la Presidencia. Jarabo es un cineasta madrileño afincado en Mallorca y especializado en documentales sociales, además de activista en las diferentes 'mareas' de protesta que han marcado las islas durante los últimos años. El número dos de la lista lo ocupa Xelo Huertas.

Ciudadanos (Ciutadans) ha designado como cabeza de lista para su candidatura en Baleares al filólogo, escritor y periodista Xavier Pericay, uno de los fundadores de la plataforma Ciutadans en Cataluña. Pericay fue uno de los intelectuales que en 2005 firmaron en Barcelona el manifiesto que dio origen al nacimiento del partido político liderado por Albert Rivera.

Al igual que en muchas otras comunidades autónomas, Izquierda Unida tampoco se presenta en Baleares con sus siglas (Esquerra Unida, EU), sino, en este caso, integrada en la coalición Guanyem Illes Balears (Ganemos las Islas Baleares), donde concurre junto a Construint Esquerra-Alternativa Socialista, y con el líder de EU, Manel Carmona, como candidato. Podemos y MÉS rechazaron sumarse al proyecto.

PI (Proposta per les Illes Balears, Propuesta por las Islas Baleares) encabeza su candidatura con dos exdiputados del PP: Jaume Font y Antoni Pastor, quienes se presentan, respectivamente, a la Presidencia del Govern y a la del Consell. Ambos fueron importantes dirigentes del PP balear, hasta que abandonaron el partido.

En cuanto a UPyD, Natalia Prieto concurre como número uno de la candidatura, tras dimitir Juan Antonio Horrach como líder de la formación en Baleares, en el contexto de la crisis nacional del partido.

Entre el resto de los candidatos se encuentran Josep Moya (Partido Animalista Contra el Maltrato Animal, PACMA), Rubén Sousa (Agrupación Social Independiente, ASI), y Tomasa Calvo (Partido Familia y Vida, PfyV).

Las encuestas

Según una encuesta de intención de voto para las elecciones autonómicas del 24 de mayo, realizada entre el 16 y el 25 de marzo por el Instituto Balear de Estudios Sociales (IBES) para el diario Última Hora, la futura Cámara balear tendría una composición muy distinta a la actual, con un castigo al bipartidismo y la incorporación de nuevas fuerzas políticas, como Ciudadanos, Podemos y Proposta per les Illes (PI), además de Guanyem, la coalición en la que participa Esquerra Unida.

De acuerdo con este sondeo, las grandes formaciones estatales acusarían un gran desgaste, en especial, el PP, que pasaría a contar con entre 22 y 24 diputados, frente a los 35 actuales. Los socialistas del PSIB-PSOE, por su parte, también retrocederían posiciones, al pasar de 18 escaños a entre 13 y 15.

La formación nacionalista MÉS igualaría su presencia actual en el Parlament, con entre 4 y 6 diputados; Podemos irrumpiría en la Cámara con entre 8 y 10 escaños, y también obtendrían representación Ciudadanos (entre 3 y 5 escaños), PI (entre 2 y 3) y Guanyem (entre 1 y 2).

Esta composición podría obligar a la formalización de pactos, acuerdos o alianzas a dos o tres bandas para poder elegir al futuro presidente.

Otra encuesta, publicada el 20 de abril y elaborada por NC Report para La Razón, indica asimismo que el PP seguiría siendo la fuerza más votada, pero quedándose con entre 24 y 25 diputados. El PSOE también bajaría en votos y número de escaños (de los 19 actuales a entre 14 y 15), y Podemos y Ciudadanos, con entre 6 y 7 escaños cada uno, entrarían en la Cámara, situándose por delante de MÉS (entre 4 y 5 escaños), PI (entre 2 y 3) y Guanyem (entre 1 y 2).

Una legislatura de juzgado en juzgado

La legislatura que ahora concluye ha vuelto a estar marcada por numerosos casos de corrupción, cuyas ramificaciones han tenido a Baleares entre los principales escenarios, y muchos de los cuales venían arrastrándose desde la legislatura anterior. Destacan el caso Palma Arena, el caso Nóos, el caso Over, el caso Scala, el caso Ibatur o el caso Maquillaje. Entre los imputados hay políticos y miembros de la familia del Rey.

En junio de 2011 la Policía detuvo a seis personas por el caso Ibatur, entre ellas, el conseller de Turismo y presidente de Unió Mallorquina (UM) en la pasada legislatura, Miquel Nadal. El 20 de marzo de 2012, el expresidente balear Jaume Matas fue condenado a penas que suman 6 años de prisión por varios delitos de corrupción en el primer juicio del caso Palma Arena (tiene pendientes varios más).

En julio de ese mismo año, la expresidenta del Consell de Mallorca, del Parlament balear y de UM, Maria Antònia Munar, fue condenada a 5 años y 6 meses de cárcel por varios delitos de corrupción, y en noviembre fue imputado el presidente del Parlament balear, Pere Rotger (PP) por el caso Over, sobre la supuesta financiación ilegal del PP balear entre 2003 y 2007. Además, Matas y dos exconsellers fueron imputados por el presunto desvío de fondos públicos desde el Instituto Balear de Turismo, y la exconsellera de Salud Aina Castillo fue citada a declarar como imputada asimismo en el caso Over.

En enero de 2013, el juez José Castro, que instruye el caso Nóos, una trama de corrupción originada en Palma, en la que están imputados Iñaki Urdangarin, marido de la infanta Cristina, y su socio Diego Torres, les impuso a ambos una fianza de responsabilidad civil de 8,1 millones de euros. En noviembre de 2014 la Audiencia de Palma ratificó la imputación de la infanta por dos delitos fiscales en relación con este caso, y, posteriormente, el juez Castro dictó apertura de juicio oral contra ella por dos presuntos delitos fiscales.

En julio de 2013 ingresó en prisión la expresidenta del Consell María Antonia Munar, que sumaba ya dos condenas de un total de 11,5 años de cárcel por corrupción. También fue a la cárcel el exconseller balear de Comercio Josep Juan Cardona (PP), para cumplir una condena de 16 años por el caso Scala, la mayor pena por corrupción impuesta a un político en España. Ese mismo año Matas sería declarado también culpable de un delito de cohecho, por haber pedido a un hotelero que contratará a su mujer por 42.000 euros anuales sin que ella hiciera a cambio trabajo alguno.

Ya en 2015, el exconcejal de Urbanismo de Palma Rodrigo de Santos confirmó en febrero ante el juez Castro que el constructor Antonio Pinal le confesó que había financiado ilegalmente al PP con el pago de su nueva sede regional, a cambio de la concesión de contratos públicos. En marzo, el extesorero del PP nacional Luis Bárcenas declaró al juez que Pinal pagó la reforma de la sede del PP de Palma en 2004.

Matas salió de prisión el pasado 20 de abril, días antes de cumplir la condena de nueve meses por tráfico de influencias, gracias a un permiso.

Municipales

Renovación en las candidaturas de Palma

Un total de 766.390 electores podrán votar en las elecciones autonómicas de Baleares del próximo 24 de mayo, una cita en la que se celebrarán asimismo elecciones municipales (donde tienen derecho a voto el mismo número de españoles, más 22.196 extranjeros) y a los Consejos Insulares.

Las últimas elecciones municipales otorgaron en Palma de Mallorca 17 concejales al PP (mayoría absoluta), 9 al PSOE, y 3 a la coalición MÉS (PSM-IV-EN-APIB). Como alcalde fue investido Mateu Isern (PP), quien el pasado mes de octubre anunció que no optaría a la reelección, y que abandonará la vida política después de la próxima convocatoria electoral. En su lugar, el PP concurrirá a los comicios con Margarita Durán como cabeza de lista.

Durán, designada por el presidente regional, José Ramón Bauza, y por el presidente del PP palmesano, José María Rodríguez, ocupa el cargo de presidenta del Parlament balear desde la dimisión de Pere Rotger tras la imputación de éste en el caso Over. Solo tres de los 17 concejales del equipo de Isern están incluidos en su candidatura.

El PSOE, por su parte, encabeza su lista con el edil José Hila, quien estuvo al frente de la concejalía de Función Pública y Movilidad en la pasada legislatura, cuando era alcaldesa Aina Calvo. Hila obtuvo en las primarias el apoyo de 335 de los 750 militantes que estaban convocados, frente a los 184 recabados por el otro candidato, Ramon Socias. Salvo el propio Hila, en la lista del candidato del PSOE no repite ninguno de los actuales concejales socialistas.

Los demás candidatos a la alcaldía son el excoordinador general de Cultura y Juventud Antoni Noguera (por MÉS per Palma), la técnico sociocultural del Ayuntamiento y miembro de la junta directiva de Vecinos Sin Fronteras Maribel Alcázar (por Guanyem Palma), el profesor de Humanidades y Ciencias Sociales Miquel Comas (por Som Palma, la plataforma apoyada por Podemos), el funcionario de gestión procesal y administrativa Josep Lluis Bauzá (por Ciudadanos), el presidente de la Asociación de Comerciantes de Vía Sindicato, Antonio Fuester (por PI), Francisco Alegret (por UPyD), Gabriel Le-Senne (por el Partido Libertario, P-LIB), Carla Adell (por Partit Illenc), Francisco Fernández Ochoa (por P.LI.E) y Francisco Darío Luján (por PfyV).