Galicia

Fragmentación, mucho pacto a la vista y candidatos imputados

Ayuntamiento de Santiago de Compostela. (WIKIMEDIA) Ayuntamiento de Santiago de Compostela. (WIKIMEDIA)
  • Las encuestan prevén desgaste para los tres partidos tradicionales, PP, PSOE y BNG, y dan la llave de la gobernabilidad a las nuevas formaciones.
  • Solo cuatro de los 24 alcaldes gallegos actualmente imputados por presunta corrupción no repiten como candidatos.
Anastasio Aldonza

La fragmentación del mapa político parece consolidarse en Galicia de cara a las próximas elecciones municipales del 24 de mayo, con unos municipios abocados a la división en cada vez más partidos y dependientes de pactos postelectorales.

En cinco de las siete ciudades gallegas ningún partido obtendría la mayoría absoluta

Según una encuesta elaborada por Sondaxe para el diario La Voz de Galicia, publicada el pasado 26 de abril, a tan solo un mes de los comicios, los tres partidos tradicionales, PP, PSOE y BNG, sufrirán un acusado desgaste, mientras nuevas formaciones como Ciudadanos y las mareas y coaliciones ciudadanas (algunas de ellas apoyadas por Podemos) pueden ser decisivas para la gobernabilidad municipal.

Así, y según publicó La Voz en su análisis del sondeo, en cinco de las siete ciudades gallegas ningún partido obtendría la mayoría absoluta, si bien el PP mantiene opciones de obtener la alcaldía en todas ellas, siempre y cuando consiga el respaldo de Ciudadanos u otras formaciones independientes.

¿PP más Ciudadanos?

Actualmente, el PP gobierna con mayoría absoluta en Ferrol (13 ediles frente a 7 del PSOE, 2 del BNG, 1 de Esquerda Unida y 1 independiente), A Coruña (14 concejales, frente a 8 del PSOE, 4 del BNG y 1 de IU); y Santiago (otros 13 ediles, frente a 9 del PSOE y 3 del BNG).

Sin embargo, tras el 24 de mayo, y según esta encuesta, José Manuel Rey (alcalde de Ferrol) y Carlos Negreira (primer edil de A Coruña) solo podrían revalidar el bastón de mando mediante un pacto con Ciudadanos, ya que el partido de Albert Rivera irrumpiría con dos ediles en Ferrol, y con cuatro en A Coruña.

En cuanto a Santiago, Agustín Hernández lograría 11 concejales, dos menos que en 2011, y solo podría obtener de nuevo la alcaldía con el apoyo de Ciudadanos, siempre y cuando no se produjese un acuerdo a tres bandas entre Compostela Aberta, el PSOE y el BNG, lo que convertiría en alcalde a Martiño Noriega. Según la encuesta, el PP tendría también opciones de gobierno en Ourense, donde su candidato, Jesús Vázquez, podría pactar con Democracia Ourensana, y en Lugo, cuyo actual alcalde, el socialista José López Orozco, no pasaría del empate con el PP, y donde la gobernabilidad se tendría que decidir mediante pactos con el BNG, Ciudadanos o Lugo Novo.

Entre la alcaldía y los juzgados

En Ourense, el 20 de septiembre de 2012, el entonces alcalde socialista de la ciudad, Francisco Rodríguez, fue detenido por la Policía Nacional por una supuesta trama de tráfico de influencias, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales. A raíz de esta detención, Rodríguez presentó su dimisión, ejerciendo en funciones Margarita Martín hasta que el 10 de octubre de 2012 fue elegido Agustín Fernández Gallego, tercero de la lista por el PsdeG-PSOE, para sustituirle.

El PSOE sería tercera fuerza política en Ferrol y Santiago

En Lugo, López Orozco es alcalde desde 1999, aunque en minoría desde 2007. El BNG, que apoyó su investidura tras los comicios de 2011, rompió el pacto con el PSOE en noviembre de 2012.

Ciudadanos ya ha señalando que descarta pactos con López Orozco mientras el actual alcalde esté imputado, y que abre la puerta a acuerdos con el PP. López Orozco, quien lleva ya cuatro mandatos seguidos, está imputado en la operación Pokémon, el mayor sumario por corrupción instruido en Galicia.

Vigo y Pontevedra

El sondeo rebaja al PSOE a tercera fuerza política en Ferrol y Santiago (donde les superarían las mareas apoyadas por Esquerda Unida). Su mejor resultado lo obtendría en Vigo, donde, según la encuesta de La Voz, el socialista Abel Caballero conseguiría la mayoría absoluta, a costa de la caída del Partido Popular.

En Vigo, las elecciones municipales de 2011 otorgaron 13 concejales al PP, 11 al PsdeG-PSOE y 3 al BNG, pero Abel Caballero fue reelegido alcalde de la ciudad gracias al apoyo del BNG en la investidura. El Bloque, no obstante, rechazó volver a formar el bipartito, y pasó, junto con el PP, a la oposición.

El BNG solo lograría mantenerse en Pontevedra, donde Miguel Anxo Fernández, del Bloque Nacionalista Galego, y que gobierna el municipio desde 1999, ganaría otros dos concejales, y, con ellos, la mayoría absoluta.

Ausencias y candidaturas colectivas

El PSdeG no se presentará en las elecciones municipales en 14 ayuntamientos gallegos, mientras que el BNG no ha logrado cerrar lista en 55, y solo el PPdeG, de los tres principales partidos, concurre en los 314, según informó Europa Press. En cuanto a los socios de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), Anova e IU, han buscado la confluencia y participan, de forma mayoritaria, en candidaturas colectivas.

Así, finalmente los socialistas gallegos no se presentarán en los ayuntamientos de Boqueixón, Curtis, Moeche, Vilarmaior, Coirós, Zas, Dozón, Agolada, Portas, Frades, Vilasantar, Trives, Vilariño de Conso y Montederramo. En el caso de Boqueixón (A Coruña), el PSOE no presenta lista después de que su agrupación local decidiese con la de Anova concurrir a las elecciones municipales en una candidatura única empleando la fórmula de una agrupación de electores.

En un escenario electoral en el que cobran protagonismo las 'mareas' y coaliciones locales en las que se han integrado otras formaciones como Anova, por ejemplo, la organización que lidera Xosé Manuel Beiras informó de que había participado en la elaboración de 56 candidaturas para las municipales, situando finalmente militantes en 47 listas.

La llave de las diputaciones

De las 47 con afiliados de Anova, solo ocho (Arteixo, Bergondo, Cedeira, Manzaneda, Ourense, Toén, Val do Dubra y Teo) están integradas en su totalidad por militantes de Anova y, por tanto concurrirán con esa marca a las elecciones.

En todo caso, seis de estas ocho listas compuestas en exclusiva por militantes de Anova (a excepción de Cedeira y Ourense) llevan el apellido 'SON', una coalición instrumental que da lugar a una marca de confluencia de fuerzas.

Esta fórmula jurídica permite dar batalla para entrar en las diputaciones, a las que no pueden acceder las agrupaciones de electores, sino solo los partidos políticos. Anova incide en que la coalición no tiene "carácter político" más allá de "unos principios mínimos de izquierda", y en que se extinguirá como tal una vez gestionados los resultados electorales. 'SON' concurre finalmente con 42 candidaturas de diferente tipo, desde 'mareas' a listas partidarias y vecinales.

Listas de confluencia y puertas abiertas

Por su parte, Izquierda Unida-Esquerda Unida participará en casi 60 listas para las próximas municipales, la mayoría de confluencia. De hecho, sólo hay cuatro candidaturas formadas en exclusiva por militantes de IU (Narón, Lugo, Fene y Cedeira). Mientras, Compromiso por Galicia (CxG) anunció que se presentará en un total de 41 ayuntamientos gallegos en solitario y uno en coalición, As Pontes.

Ciudadanos, otra opción que irrumpe con fuerza y 'guiños' del PPdeG con las puertas abiertas a los mencionados posibles acuerdos, ha registrado 19 candidaturas para las municipales. En la provincia de A Coruña concurrirán en A Coruña capital, Ferrol, Narón, Culleredo, Cambre, Arteixo, Sada, Santiago, Negreira, Ames, Cee, Ribeira y Boiro. También se presentarán en las ciudades de Pontevedra y Vigo, además de en A Baña, y en Lugo capital, Ribadeo y Burela, mientras que en Ourense no concurren en ninguna localidad.

IUPyD en Galicia, por último, ha confirmado candidaturas en A Coruña y Ferrol, ciudades en las que ha conseguido "rearmar" sendas listas, y que se unen a las candidaturas ya confirmadas con anterioridad de Lugo, Ourense, Pontevedra, Vigo y Vilagarcía de Arousa.

Candidatos imputados

Según publicó el diario El País el pasado mes de febrero, solo cuatro de los 24 alcaldes gallegos actualmente imputados en los tribunales por corrupción han decidido no repetir como candidatos a su reelección en las elecciones municipales de mayo. Se trata de la regidora de Sanxenxo, Catalina González (PP), bajo sospecha de prevaricación urbanística, cohecho y tráfico de influencias; del alcalde de Arzúa, Xosé Luis García (BNG); del de Tui, Moisés Rodríguez (PP); y del primer edil del municipio coruñés de Mazaricos, José Manuel Santos Maneiro (PP). Santos es el único que renuncia de los tres alcaldes imputados en la Operación Orquesta, una trama en la Costa da Morte de cobro de sobornos a cambio de obras públicas en la que están implicados 26 políticos, empresarios y funcionarios municipales.

El PP es el partido el más afectado por la corrupción en Galicia, al contar con 18 alcaldes imputados, un 8,2% de los 222 que suma en toda la comunidad. El PSOE tiene cuatro de sus 60 regidores implicados en corrupciones (el 6,6%).

El alcalde socialista de Corcubión, Francisco Javier Lema, quien también aspira a la reeleción, está acusado igualmente de prevaricación en la Operación Orquesta. El de Camariñas, también volverá a presentarse, pese a estar bajo investigación judicial las contrataciones del Ayuntamiento con su empresa de seguros. Y también concurrirá a los comicios la alcaldesa socialista de Viveiro (Lugo), María Loureiro, acusada por unas licencias urbanísticas.

Además de Xosé Luis García, el BNG cuenta en sus filas un segundo alcalde imputado, el de Vimianzo, Manuel Antelo, quien sí se presentará a la reeleción.