Comunidad Valenciana

Análisis por áreas: cuatro años de recortes y de proyectos e infraestructuras paralizados

Imagen del aeropuerto de Castellón. (GTRES) Imagen del aeropuerto de Castellón. (GTRES)
José Luis Obrador / Carlos N. C.

La acuciante situación económica que ha vivido la Comunidad Valenciana en los últimos años ha tenido impacto no solo en el tamaño del sector público empresarial, sino en los principales servicios públicos que ofrece la Generalitat y en la inversión en infraestructuras. Pese a la teoría que han repetido incesantemente los miembros del Consell sobre el nulo impacto de los recortes en áreas como sanidad o educación, lo cierto es que se han cerrado unidades educativas, la interrupción del plan de choque incrementó las listas de espera sanitarias y, en estos dos ámbitos, se han paralizado proyectos constructivos.

Economía

La situación ha mejorado, pero las cuentas del Gobierno valenciano arrojan todavía cifras preocupantes. La deuda de la Comunitat, por ejemplo alcanzó en 2014 el 37,9% de su PIB, con una desviación de 4,5 puntos sobre el objetivo de deuda pública que tenía fijado, según los datos del Banco de España. Esto supone que la desviación fue de 4.917 millones de euros. La deuda de la Comunidad Valenciana es ya de 37.376 millones de euros. En cuanto al déficit, la Comunitat Valenciana cerró enero con un déficit del 0,23% (230 millones de euros), el porcentaje más elevado de las autonomías españolas. Estos indicadores han hecho que la Generalitat Valenciana haya tenido que acudir al Gobierno central para encontrar financiación en los últimos años, tanto a través del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) para afrontar el gasto corriente como de los planes de pago a proveedores

Sanidad

La crisis económica se dejó notar en la primera parte de la legislatura con la paralización de hospitales. Fue el caso de los centros sanitarios de Llíria y Gandia, que han sido inaugurados a final de la legislatura, si bien, como en el caso de Llíria, de forma gradual en cuanto al funcionamiento de todos sus servicios. El aumento de las listas de espera fue combatido con la reactivación del plan de choque que deriva pacientes a clínicas privadas para someterse a intervenciones quirúrgicas. Actualmente el tiempo de espera media está en 60 días y 45.972 valencianos permanecían a la espera de una operación, según el último informe de la Conselleria de Sanidad, que data de diciembre de 2014.

Educación

El cierre de unidades en la etapa infantil ha sido una de las medidas más polémicas de la presente legislatura. Asociaciones de padres y sindicatos lo achacan a los recortes, pero el Gobierno valenciano alude a la disminución de la natalidad y replica que las pone en marcha en otras zonas donde hay demanda. El caso del colegio Ciutat de Cremona de Alaquàs y la lucha de la comunidad educativa de ese centro por el mantenimiento de esta etapa escolar ha sido uno de los referentes de esta problemática. La presencia del valenciano como línea educativa diferenciada frente al plurilingüismo y de la educación pública frente al fomento de la concertada serán dos ejes importantes en la disputa electoral entre los diferentes partidos políticos.

Turismo

En términos generales, la Comunitat ha crecido de forma constante en lo que a turismo se refiere en los últimos cuatro años, en parte también por el ajuste de los precios de los alojamientos. El turismo de sol y playa sigue siendo el principal exponente de este aumento, con Benidorm como principal motor de este sector. Otros destinos como Valencia ciudad también han registrado un aumento importante de visitantes en los últimos años, en parte gracias al auge del turismo de cruceros, donde, si bien en el año 2014 la ciudad ha registrado un pequeño descenso, también es cierto que en los años anteriores había crecido de forma espectacular hasta llegar a situarse como quinto puerto más visitado en este sector en 2013, cuando llegaron 473.000 cruceristas. Actualmente el de Valencia es el séptimo puerto del Estado más importante en turismo de cruceros.

Transporte e infraestructuras

SCorredor Mediterráneo: El proyecto más importante que se desarrolla en la Comunitat Valenciana es el Corredor Mediterráneo, la línea ferroviaria para mercancías que unirá el puerto de Algeciras con Francia atravesando toda la Comunitat. Las obras incluyen la ejecución de un tercer hilo que permitirá la conexión del AVE para pasajeros entre Alicante, Valencia y Castellón. Las obras han avanzado muy lentamente esta legislatura, aunque en los últimos meses se han acelerado, tras el compromiso adquirido por la ministra de Fomento, Ana Pastror, sobre la llegada del AVE de Valencia a Castellón a lo largo de este año.

Parque Central y soterramiento del acceso a Valencia: Este macro proyecto comenzó a gestarse a principios de los años 90 y aún no ha empezado a ejecutarse. Supone el soterramiento de toda la playa de vías ferroviarias que dan acceso a la Estación del Norte y que parten en 2 la ciudad, la construcción de una estación subterránea y de un túnel que de salida a los trenes hacia Barcelona y el ajardinamiento de toda la zona en superficie liberada por las vías para construir lo que se conoce como el Parque Central. De momento, solo se acometerá de forma inminente un 40% de esta gran zona verde en la zona recayente a Ruzafa, ya que carece de uso ferroviario. Sin embargo, el resto del gran proyecto está en el aire. La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, llegó a poner en duda su viabilidad por su alto coste, pero tras recibir duras críticas de la oposición se ha comprometido a que se ejecute en la próxima legislatura. El proyecto también incluye el soterramiento de las vías en Serrería.

Línea T2 de FGV: Las obras de la línea T2 de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) están paralizadas desde el año 2008 tras una inversión pública de casi 300 millones de euros en la plataforma tranviaria, las vías y el túnel que va de la calle Alicante a General Urrutia. El Consell se comprometió a terminarla y ponerla en marcha la próxima legislatura.

Aeropuerto de Castellón: La infraestructura se puso en marcha el pasado mes de enero, casi cuatro años después de que el 25 de marzo de 2011 fueran inauguradas sus instalaciones, aunque desde entonces no han operado vuelos. Ryanair ya ha anunciado que está cerrando un acuerdo con los responsables del aeropuerto de para operar vuelos regulares procedentes de destinos británicos, alemanes y suecos.

Línea 2 del TRAM de Alicante:En septiembre de 2013 se puso en marcha por fin la Línea 2 del TRAM Metropolitano de Alicante que une Luceros y Sant Vicent del Raspeig, una red ferroviaria de vanguardia que comunica el corazón de la ciudad con focos neurálgicos como el Hospital General o la Universidad.Prolongación de la línea 9 de Metrovalencia a Riba-roja: El pasado 6 de marzo entró en servicio el nuevo tramo de la que oficialmente es ya la Línea 9 de FGV de Manises a Riba-roja de Túria. Esta infraestructura se puso en marcha cuatro años más tarde lo previsto como consecuencia de la crisis.

Subvención del Estado para la EMT de Valencia y FGV: Uno de los grandes fracasos del Generalitat y del Ayuntamiento de Valencia durante esta legislatura ha sido la imposibilidad de lograr una partida de los presupuestos del Estado para subvencionar el transporte metropolitano de Valencia, en concreto a Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) y a la Empresa Municipal de Transportes (EMT). Y eso, a pesar del mismo color político en el Gobierno central. Otras ciudades como Madrid y Barcelona recibirán 128 y 99 millones de euros respectivamente. Accesos a Valencia: Los principales accesos a Valencia siguen colapsados por las obras que se han eternizado o porque directamente no se han realizado, pese a sufrir atascos desde hace años. Es el caso de las obras del tercer carril de la V-21 y de la A-3 o de la obsoleta y colapsada V-30. El acceso Norte al puerto de Valencia es otra de las asignaturas pendientes.