Best is the Best

El día anterior había fracasado clamorosamente con Shirley Bassey. Ya saben. Goldfinger.
La diva negra me envió a paseo en cuanto atisbó mi insignificante figura de alumno en prácticas del diario Baleares. Pero no iba a tropezar por segunda vez.
 
Palma de Mallorca resplandecía y plaza Gomila era el centro del mundo. Enfrente, Barbarella, y a la izquierda, Crazy Daisy, invitaban a vivir frenéticamente. Y justo en una esquina, acodado en la barra de un bar con nombre de pirata, estaba, para mí, el mejor jugador del mundo.
 
Había visto a Pelé en México, a Jair, a Gerson, pero George Best para mí era otra cosa. No sólo era ese talento casi salvaje. Gastaba una personalidad poco común.
 
Y luego estaba ese modo suyo tan peculiar de tomarse la vida, tan propia de quien no concede importancia alguna al don de ese Dios que ya le aguarda.
 
Bueno, lo cierto es que el gran Best consintió en zafarse de sus dos bellas acompañantes, dejar al lado el cubata y concederme una entrevista: la primera de mi vida.
Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/deportes/noticia/best-is-best-68634/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios