Toni Anipke saca la patita

John de Vilallonga, el hijo varón que José Luis de Vilallonga tuvo con su primera mujer, Priscilla Scott Thomas, viene a España a presentar el libro que ha escrito sobre su padre. El título es Vilallonga, mi padre, tal como lo conocí (La Esfera de los Libros), y en él revela anécdotas tan escabrosas como la tourné que hizo con su padre por los burdeles para conocer a una prostituta muy afamada que carecía de piernas.

El libro es una auténtica venganza contra su padre. John, francés, no concederá entrevistas a ningún medio sin dinero de por medio; su debut será en Salsa rosa. La venganza del hijo resulta un tanto tardía e inoportuna, ya que su padre no se encuentra actualmente en muy buen estado de salud. Tal vez ni siquiera se entere de lo que está ocurriendo.

Toni Anipke ha iniciado los trámites de separación de Raquel Mosquera. Según fuentes fidedignas –las mismas que disculpaban antes al nigeriano–, el marido de Raquel ha engañado a los Mosquera.

Tuvo la caradura de ir a zampar a casa de los padres de Raquel como si tal cosa el mismo día que salía en Dónde estás, corazón, y lo que más indigna a todos es que tuviera la caradura de afirmar que no conocía los problemas de salud mental de Raquel antes de casarse con ella.