Hipnotizar con suavidad

<p>Charles Lavaigne - 100</p>El hipnotismo que generan la guitarra y la voz de Charles Lavaigne son extraños en estos tiempos de ebullición talentosa. Anda este músico construyendo un castillo desde el que cantar perlas como Train to Toledo o Death para que alguien las escuche ojiplático más allá de las pequeñas salas de cantautor en las que entrena.

Margarita y el volcán constituye, hoy por hoy, más que un ensayo general con disfraz de montaña rusa: pasan esas cuerdas del folk al soul o al cántico improvisado feliz entre curvas y rampas provocadas, pero sin perder el oremus a pesar de la impresión inicial. ¿Referencias? A lo mejor, Devendra Banhart, Ben Harper... El hombre es todo un espectáculo.

<p>Kylie Minogue - 100</p>Es así, el reto de Kylie Minogue suponía sobrevivir musicalmente a más de dos décadas regulares de trayectoria y, en el terreno personal, a unas circunstancias de salud complicadas. Lo ha hecho: ha emergido, una vez más, como la diva serena que siempre fue, entregándose al baile en buena parte de Aphrodite (EMI), un trabajo -ya superventas- de doce canciones que pasan la prueba del algodón con un aprobado.

Son suaves al tacto, concebidas para la no estridencia de un mainstream acelerado, necesarias pero, al tiempo, olvidables en algún que otro caso por perecederas. Gett outta my way y Better than today, en cualquier caso, perfectamente podrían dar el campanazo en su boca o en la de otros. Tiene la australiana un glamour pasado y unas ganas de futuro que gustan, de eso no cabe duda.

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios