Zaplana, el más bello

La diferencia con los demás contrincantes es tal, que hace dudar de si no habrán borrado las cookies las muchas admiradoras que tiene en el PP . Y eso que aquí, como en el reciente concurso de los tatuajes o en el de los escritorios más chulos, no regalan ninguna videoconsola al ganador o una tarjeta de disco duro portátil.

Al político valenciano le encanta cuidarse. Sin llegar a los extremos de Javier Arenas, presta enorme importancia a su aspecto exterior. Ambos lucen un moreno impecable, se sospecha que propiciado por alguna que otra sesión de rayos UVA.

Aficionado al footing y a los partidos de paddle con contrincantes de la talla de Aznar o Mayor Oreja, el que fuera presidente de la Generalitat Valenciana gusta de mantener la línea, y no escatima en ropa de primera.