Versión impresa

Trabajar en un banco

Hace poco, una amiga acudió a una en Alicante y, como es una auténtica experta en estos lances, me cuenta, indignada, que estas pruebas suelen durar un día entero, son agotadoras y constan de innumerables ejercicios, muchos de ellos absurdos (preguntas rarísimas o juegos de rol).

Dice también que una puede sentirse afortunada si la selección se realiza en su propia ciudad, porque si no, correrán de su cuenta todos los gastos de transporte, manutención y alojamiento. Y remata explicándome que todo, para terminar trabajando a cientos de kilómetros de casa y cobrando un sueldo miserable.

Y pienso en que, no hace mucho, las empresas aún preferían a personas casadas y con hijos, porque tendrían una hipoteca que pagar y una razón para esforzarse.

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios