Los turrones

Es frase a utilizar cuando una entra en el supermercado y se da cuenta de que los productos ‘normales’, los que una suele consumir todo el año, han quedado relegados a las incómodas y poco comerciales estanterías de arriba, y que los turrones, mazapanes y nueces han usurpado sus privilegiados lugares.

Y es que, reconozcámoslo, sólo comemos estas cosas en Navidad; bueno, salvo excepciones como mi abuela, que se ponía fina de mazapanes hasta bien entrado abril... Eso del helado sólo es para el verano, como las bicicletas, pues no, porque en las pelis americanas en cuanto se deprimen, las actrices delgadísimas se enganchan a un bote de helado de chocolate como medicamento contra la ansiedad.

Nosotros, en copiar lo yanqui no tenemos igual. Dentro de nada me tocará ver en una serie de las nuestras a alguna actriz atiborrándose a turrón de Alicante... ¡Ojalá!  A ver si empezamos a consumir de lo bueno, y de lo nuestro.