Versión impresa

Un solar sin construir desde hace 9 años en la plaza Calvo Sotelo

Un salvaje descampado de 400 m2 que sigue sin edificarse desde hace nueve años y donde la flora y fauna silvestre crece bajo unas pintadas que, para hacerse una idea del tiempo transcurrido, aún increpan al ex presidente norteamericano Bill Clinton. Antes de su polémico derribo, el solar alojó la droguería Coloma y una finca de cuatro plantas que el Ayuntamiento catalogó como edificio protegido. Un inmueble que el insigne arquitecto alicantino (y natural del mismo distrito) Juan Vidal levantó en 1922 sobre otra finca del siglo XIX. El solar, de dos parcelas, es propiedad de Alicante Urbana, sociedad inmobiliaria participada por el presidente de los empresarios alicantinos, Joaquín Rocamora. Para certificarlo, la firma se expone allí mismo sobre una valla promocional que propaga las excelencias de Bonalba, insignia inmobiliaria del grupo. Un anuncio que el Ayuntamiento califica de «no sujeto a ley», en virtud de la normativa sobre publicidad en el centro.

Francisco Ruiz, director comercial de Alicante Urbana, confirma que «a corto plazo» no existe «ninguna obra prevista» y que, en un comportamiento saludable, su empresa «limpió hace un mes» este solar, «a menudo lleno de ratas o de gatos muertos», según el vecindario. En la Concejalía de Urbanismo ratifican que «todavía no se ha solicitado ninguna licencia» y que su situación podía prorrogarse «infinitamente si no se piden soluciones».

Técnicos de Urbanismo afirman que los vecinos podrían solicitarle al Consistorio que el solar, «un lugar emblemático en el nuevo Plan de Recuperación del Centro Tradicional», se incluyera en el Registro Municipal de Solares, al amparo de la Ley Reguladora de la Actividad Urbanística 6/1994 de la Generalitat Valenciana. Así, «en un acto discrecional, el Ayuntamiento podría instar al propietario a que presente un proyecto de edificación en el plazo máximo de un año», término que podría saldarse «con una subasta y un decreto de expropiación» ante el «incumplimiento de deberes urbanísticos del propietario» (ar-tículo 96). La orden de inclusión en el citado registro (art. 98) «comporta su declaración de utilidad pública y de la necesidad de su ocupación, a efectos expropiatorios». Unos 20 solares de la ciudad se inscriben actualmente en este registro. La situación sine díe de la parcela se discutirá el próximo jueves en la asociación de comerciantes, cuya presidenta, Noelia Ñeco, califica su pervivencia de «indecente».

¿TIENES ALGÚN PROBLEMA CON LA ADMINISTRACIÓN?
Envía un e-mail a defensoralicante@20minutos.es y lo investigaremos.

Esta sección se publica los lunes.

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios