A vueltas con la guerra de sexos

Decía Alfred Hitchcock que nunca debía rodarse una película con animales, niños o Charles Laughton. De carreras de bicis no dijo nada, que se sepa, así que descartados los animales y Laughton, éste por sobrepeso y, sobre todo, porque nos dejó hace muchos años, la Vuelta a España creó el pasado año una prueba para niños como aperitivo de la de los profesionales. Lo novedoso fue que chicas y chicos compitieron juntos.

En la próxima edición, sin embargo, pedalearán por separado «porque ellos partían con ventaja», según los organizadores, que tienen suerte de no poder vérselas ya con la Katherine Hepburn de La costilla de Adán (1949) o La mujer del año (1942). Spencer Tracy podría haberles dado un par de buenos consejos al respecto.

Una sola carrera, con clasificación masculina y femenina, como ocurre en los maratones populares, habría resuelto el problema, pero quizá la Vuelta, que, por cierto, carece de versión profesional femenina, quiera evitar que si Ellas dan el golpe (1992) alguien se caiga de la bici.

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios