Tú tienes un tres

Cuando le devolvía un parcial, delante de toda la clase, una profesora del instituto le espetó a una buena amiga mía (morena, de frente despejada, muy simpática ella): «Cualquier otra persona habría aprobado con este examen; tú tienes un tres». Y se quedó tan ancha. La docente, claro, porque mi colega se quedó más bien cabreada.

Un número del espectáculo de Cirque du Soleil <em&gr;Varekai.</em&gr;Cirque du Soleil -el Circo del Sol para los amigos- comete un error de bulto en el último montaje que ha estrenado en nuestro país. Al comienzo de Varekai, un joven cae del cielo en un bosque encantado... y hasta el final del show apenas se vuelve a saber de él. Por la ausencia de hilo argumental, los números -intachables en todos los demás aspectos- se ven deslucidos. De resultas, el espectáculo recuerda a una colección de magníficos retales que, cosidos, forman una colcha anodina.

Menos perdón merecen los números de payasos. Recurrir a las torpezas de un mago y su rechoncha ayudante, por un lado, y a la desesperación de un cantante por que el chorro de luz de un foco lo ilumine mientras interpreta Ne me quitte pas, por otro, es impropio de un grupo artístico como el que nos ocupa.

Cualquier otra compañía habría aprobado -y con nota- con este espectáculo; el Circo del Sol tiene un tres.

  • Cirque du Soleil estrenó Varekai en Montreal (Canadá) en 2002. Su Grand Chapiteau permanecerá en Madrid hasta principios del año próximo. A partir del 29 de enero se establecerá en Sevilla, y desde el 27 de marzo, en Bilbao.