Versión impresa

Todo es radiactivo

La semana pasada se celebró en Jaca un congreso científico de esos que no llaman la atención de los medios de comunicación. Eran las V Jornadas sobre Calidad en el Control de la Radiactividad Ambiental. En esta sociedad que tanto miedo le tiene a la palabra radiactividad resulta llamativo que muy pocos sepamos que vivimos inmersos en un mar radiactivo.

Cada hora, unos 30.000 núcleos desaparecen en nuestros pulmones por la presencia de isótopos radiactivos en el aire que respiramos y unos 15 millones de núcleos de Potasio-40 se desintegran en nuestro estómago e intestinos provenientes de los alimentos que comemos. Se sabe que cada español recibe, en promedio, la mitad de la dosis máxima recomendada, de la cual entre el 10% y el 15% viene de lo que comemos. Por su parte, los detectores de humo contienen americio radiactivo, y los microondas, las lámparas de descarga de alta intensidad que encontramos en palacios de congresos, autopistas o campos de fútbol, torio radiactivo.

Claro que si hubiera que señalar el verdadero peligro sería el gas radón, que por sí solo contribuye hasta casi el 50% de la dosis total que recibimos. Se encuentra en todas partes y en 1986 la OMS confirmó su carácter cancerígeno. Las mayores acumulaciones se producen en primeras plantas o plantas bajas, lo que bien mirado representa una buena excusa para no caer en esa tendencia energéticamente despilfarradora de vivir en adosados.

Controlar que no recibamos más de lo que estamos habituados es una buena práctica: así se descubrió que en ciertas oficinas de Pittsburg los empleados recibían una radiación equivalente a 11 radiografías de pecho al año. Esto es a lo que se dedican los científicos y científicas que se reunieron en Jaca la pasada semana. Con el único apoyo del Consejo de Seguridad Nuclear se encuentran faltos de personal y de recursos económicos. Deberíamos ser conscientes de su importancia.

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios