¿Es malo ser vegetariano?

Estos últimos son los vegetarianos. Hitler era vegetariano, por poner un ejemplo. ¿Es malo entonces ser vegetariano? No, no hay relación directa entre los vegetales y la ética, pero las plantas se han sublevado. Se les ha subido la clorofila a la cabeza y ahora se codean con la jet set. Uno se encuentra con un kilo de judías en el supermercado y hay que desembolsar seis euros para empezar a hablar. Ya sólo se cuecen habas en Beverly Hills o en el Palacio de Buckingham. Los tomates han dejado de ser utilizados como proyectiles contra los malos cantantes: han sido sustituidos por latas de caviar. Con estos precios, la historia hubiera sido distinta: Hitler sería un carnívoro estricto y Auschwitz un invernadero de exterminio.

julian@discosdefreno.com