Buenas y malas noticias

El apoyo de Rajoy, sin pedir nada a cambio, contribuirá a evitar la división de la sociedad española y ayudará a Zapatero a superar la debilidad con la que gobierna.

Y la mejor prueba de la bondad del acuerdo es el rechazo al plan Ibarretxe que se formalizará el próximo martes en el Congreso.

Una buena noticia para todos de la que deben tomar nota en Cataluña.

Y una mala noticia ha sido el abuso de poder del Gobierno en la investigación de lo ocurrido en la manifestación del pasado sábado. Volvemos a la ley Corcuera. Condenable es la actitud de una minoría violenta, pero Bono no es la víctima, la prioridad son todas las víctimas del terrorismo. El comisionado no puede apoyar sólo a unas olvidándose de otras. Debe explicar el porqué de su actitud.