Versión impresa

Los desengaños amorosos

Sin duda, los desengaños amorosos suponen una de las emociones más dolorosas que podemos experimentar. No importa la edad, ni la supuesta madurez que tengamos, siempre constituye un desengaño difícil de asumir. ¿Qué ocurre para que dos personas que se querían terminen alejándose? El conjunto de circunstancias puede ser interminable, pero lo cierto es que al menos uno de los componentes de la pareja se ha distanciado afectivamente de la otra persona. En estos casos no hay que buscar culpables, no podemos pedir que nos amen por decreto. El resentimiento sólo crea destrucción; concentremos nuestras energías en salir sin cicatrices, sin rencor, en superar ese sufrimiento que demuestra nuestra sensibilidad, pero que no debe terminar con nuestra esperanza.

www.mariajesusalavareyes.com