La marea y el rey Canuto

Sin éxito, porque la marea no se para ante nadie, por muy rey que sea. Es lo mismo que ocurre con Internet; un artículo de Foreign Policy describe como incluso en los países totalitarios donde se controla el acceso a la Red por la vía policial abundan los vendedores de acceso clandestinos. Su mercancía, acceso libre a la Red sin limitación alguna, por un precio. Si esto ocurre en países como Arabia Saudí, Irán o Cuba, donde la Policía política o religiosa controla estrechamente la sociedad... ¿cómo espera nadie parar otros usos de Internet, como las redes de intercambio P2P, en países democráticos? ¿Están dispuestos los guerreros del copyright a intentar superar a las dictaduras? ¿Piensan acaso el Ministerio de Cultura o la SGAE que triunfarán donde fracasó el rey Canuto?

jcervera@perogrullo.com